Crítica Tío Pepe Festival

Esta vez sí: Jerez rinde un gran homenaje a su Hijo Predilecto Manuel Alejandro

  • Un excepcional y brillante broche de oro al esperado VII Tío Pepe Festival

Por fin, en la Bodega Las Copas, de González Byass, dentro del VII Tío Pepe Festival, la ciudad de Jerez tributó un gran homenaje a uno de los mayores compositores españoles de los últimos tiempos, el jerezano Manuel Alejandro.

Esta vez las estrellas se alinearon, porque, y todo hay que decirlo, hubo mucho trabajo detrás para conseguirlo, y el consolidado festival del verano de la capital andaluza del vino logró reunir a muchísimas personas en un entorno fantástico, para dar un gran homenaje a su hijo predilecto.

Es cierto que el homenajeado no pudo estar presente, y de nada sirvieron los rumores que se propagaron entre parte del público asistente de que a última hora asistiría, porque la verdad que la mayoría sabíamos lo dura que ha sido la pandemia para este gran músico jerezano de 88 años de edad. Sin embargo, puedo garantizarles que el compositor siguió el concierto en directo a través de FaceTime, realidad que hizo posible una de sus hijas presente en el homenaje.

La vicepresidenta del Gobierno Nadia Calviño y la presidenta de La Rioja, Concepción Andreu, junto al presidente de González Byass, Mauricio González-Gordon, su esposa, Cristina Luque; y el vicepresidente de la firma vinatera, Pedro Rebuelta. La vicepresidenta del Gobierno Nadia Calviño y la presidenta de La Rioja, Concepción Andreu, junto al presidente de González Byass, Mauricio González-Gordon, su esposa, Cristina Luque; y el vicepresidente de la firma vinatera, Pedro Rebuelta.

La vicepresidenta del Gobierno Nadia Calviño y la presidenta de La Rioja, Concepción Andreu, junto al presidente de González Byass, Mauricio González-Gordon, su esposa, Cristina Luque; y el vicepresidente de la firma vinatera, Pedro Rebuelta.

Un homenaje sin palabras, tal vez porque fuera mucho el peso de asumir la gran responsabilidad de hablar en nombre de todos, acerca de Manuel… Tal vez porque hasta última hora se mantuvo la ilusión de su presencia en el concierto… Pero lo que no faltó en el homenaje fue su música, a raudales, puesta en excepcionales voces jerezanas y andaluzas, escogidas para la ocasión, con esmero, por Manuel Marvizón y Mari Luz Pérez, responsables de la producción del concierto. Entre el público autoridades como la vicepresidenta Nadia Calviño o la presidenta de La Rioja, Concepción Andreu.

Un gran escenario, con toda la Orquesta Sinfónica de Málaga desplegada, dirigida por el maestro sevillano Francisco Javier Gutiérrez Juan y dos pianistas: Jesús Lavilla, de La Isla de León, y el onubense José Antonio Márquez. Además, se uniría un cuadro flamenco a mitad de actuación para acompañar a La Macanita.

La noche refrescó, el escenario se iluminó, y con un ‘middle’ de composiciones de Manuel Alejandro interpretadas por la Orquesta malagueña, en las pantallas se fueron proyectando imágenes de la vida del gran compositor, y de los artistas que triunfaron con sus canciones.

La primera en subir a las tablas fue la soprano granadina Mariola Cantarero, encargada de romper el hielo con ‘Se nos rompió el amor’, una de las canciones bandera de la gran Rocío Jurado. Mariola tuvo una muy buena actuación, interviniendo a dúo con Manuel Lombo, Ismael Jordi y en solitario. La magia de la lírica femenina encontró en Mariola una representante de alto nivel, que cantó también ‘Viva el pasodoble’, y ‘Ave María’.

Manuel Lombo fue también otro de los importantes protagonistas masculinos de la noche. El cantante de Dos Hermanas, querido del público jerezano, intervino también a dúo y en solitario. Hizo una estupenda versión de ‘Te estoy queriendo tanto’, canción popularizada por Raphael. También interpretó ‘Que tal te va sin mí’, ‘El amor acaba’, ‘Esa mujercita’ y ‘Cuántos años’.

A mi modo de ver, el triunfador masculino de la noche fue sin duda el gran tenor jerezano Ismael Jordi, aclamado en todas sus intervenciones desde que comenzó con ‘Dueño de ti, dueño de qué’. Y además con razón, porque los temas que interpretó de Manuel Alejandro parecían haber sido escritos especialmente para él (El Puma y Raphael me perdonen…). Sobre todo, cuando entonó un épico ‘Digan lo que digan’, que les aseguro nunca antes había oído cantar de esta fascinante manera. ¡Bravo Ismael!

En la parte femenina, la jerezana Laura Gallego también puso su granito de arena con canciones como ‘Señora’, ‘Frente a frente’, ‘Voy a perder la cabeza por tu amor’ entre otras.

Un auténtico revuelo se produjo entre el público, cuando tras un vídeo de más imágenes de Manuel Alejandro, pisó el escenario La Macanita, con una extraordinaria versión de ‘Háblame del mar marinero’ seguido de un ‘Que no se rompa la noche’ por bulerías… para romperse la camisa… ¡Viva Jerez! El público aplaudió a rabiar.

El jerezano David DeMaría, en la parte masculina, intervino con una peculiar versión de ‘Qué sabe nadie’ acompañado de la orquesta. Interpretaría también ‘Procuro olvidarte’ y ‘En carne viva’.

En el lado femenino, la otra gran triunfadora de la noche fue la sevillana Joana Jiménez, deslumbrante, y haciendo gala de un importante control de la voz, con una afinación digna de destacar. Cantó a dúo y en solitario, canciones como ‘A que no te vas’, ‘Ese hombre’ y una extraordinaria versión de ‘Lo siento mi amor’, matizando el fraseo, arropada de una voz en la que la copla va a tener continuidad de seguro. Muy bien.

Para finalizar, un auténtico ‘fin de fiesta’ con un ‘Tutti’ de todos los cantantes en el escenario.

Un excepcional y brillante homenaje al compositor jerezano Manuel Alejandro fue el broche de oro al esperado VII Tío Pepe Festival. Enhorabuena, y el año que viene más, por favor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios