Cultura

¡Jo, qué noche!

Comedia, Francia, 2014, 84 min. Dirección: Philippe Lacheau, Nicolas Benamou. Guión: Julien Arruti, Tarek Boudali. Fotografía: Antoine Marteau. Música: Maxime Desprez. Intérpretes: Philippe Lacheau, Alice David, Vincent Desagnat, Tarek Boudali, Julien Arruti, Grégoire Ludig, David Marsais, Gérard Jugnot.

Esta comedia francesa arranca y termina de la peor manera posible, a saber, con las formas blandas de la fórmula de imitación (estamos en el mundo de la empresa a la norteamericana) y con la moraleja de aviso y redención para padres despreocupados. Y, para colmo, con la presencia de Gérard Jugnot, el de esos Niños del coro que tanto daño han hecho a la infancia de media Europa.

Sin embargo, entre medias, Se nos fue de las manos adopta la insospechada deriva de una comedia loca, filmada como si de una home movie se tratara, que entronca directamente con todos esos títulos adolescentes del cine americano que, de un tiempo a esta parte (pienso, sobre todo, en la salvaje Project X), han regenerado parte de su gamberrismo a través de las formas y el punto de vista subjetivo del documental rodado con cámaras caseras, dispositivo que da pie aquí a una noche loca en la que una pandilla de jóvenes con ganas de juerga (formada por los televisivos y populares La bande á Fif) invaden y destrozan la casa de una familia adinerada cuyo hijo tendría que haber cuidado tras su salida de viaje.

Tampoco piensen que la cosa se desmadra demasiado, aunque es tal la sorpresa y, sobre todo, la voluntad de sus directores de mantenerse fieles a la premisa subjetiva del formato, que esta comedia, siendo mala y blanda como es, no deja de tener su inesperado punto de interés.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios