Cultura

José Mercé abrirá el día 10 una nueva edición del Festival Manuel de Falla

  • Las citas musicales, en las que también estará presente Paco Cepero, tendrán lugar hasta el próximo 19 de mayo, en el Gran Teatro Falla, el Centro Reina Sofía y el claustro del convento de Santo Domingo

Doce espectáculos en el año del Bicentenario. Casualidad o no, éstos son los conciertos que forman parte de la programación de la vigésimo octava edición del Festival de Música Manuel de Falla, que desde hace algunos años completa su nombre de siempre con el 'apellido' iberoamericano y que en esta ocasión se aleja de los cánones más clásicos de un festival al uso para adentrarse, sobre todo, en los ritmos flamencos y latinoamericanos. "Este festival mira a Iberoamérica", resume el concejal de Cultura del Ayuntamiento de Cádiz, Antonio Castillo, quien augura que habrá músicas "para todos los gustos".

El festival, cuyas líneas básicas fueron presentadas hace unos días por la propia alcaldesa, Teófila Martínez, arrancará el próximo 10 de mayo, con el recital flamenco del cantaor jerezano José Mercé, y finalizará el 19 del mismo mes con un concierto de la Camerata Vocal e Instrumental del Falla. Este coliseo, el Centro Cultural Reina Sofía y el claustro del convento de Santo Domingo serán los escenarios donde se desarrollen los distintos espectáculos.

Justo la mitad de los actos programados en el festival se celebrarán en el Gran Teatro Falla. Son, como explica Antonio Castillo, espectáculos de gran formato que precisan de estas tablas para su puesta en escena. Es el caso de Nuevo amanecer, el montaje de José Mercé que abrirá el festival la próxima semana.

Y un día después, el 11 de mayo, será el turno de Susana Baca, la cantante y ministra de Cultura de Perú, ganadora de un Grammy latino y una de las más auténticas intérpretes de la música tradicional del país andino, quien también dispondrá de las tablas del Falla para su concierto. La programación del teatro gaditano saltará de nuevo al flamenco el sábado 12, con la llegada de la compañía del bailaor David Morales, que presenta El indiano, otro espectáculo que mira a Iberoamérica y en el que el artista linense ofrece una interesante propuesta de mestizaje y de homenaje a los ritmos de ida y vuelta.

El Falla se tomará unos días de descanso para retomar los actos del festival el jueves 17, con el concierto de una artista siempre esperada en Cádiz, la cubana Lucrecia, con diez discos ya a sus espaldas y que presentará en esta ocasión su trabajo Desde el alma.

El viernes 18, de nuevo cita con el flamenco y además con la vitola de estreno absoluto. El guitarrista Paco Cepero legará para la posteridad una obra realizada expresamente para conmemorar el Bicentenario de la Constitución de 1812, la Suite Gades, una obra musical en once movimientos que se convertirá así en el tercer estreno que acoge en lo que va de año el Gran Teatro Falla, después de la puesta en escena de la obra Estado de sitio, de Albert Camus y presentada por el Centro Andaluz de Teatro, y del espectáculo La Pepa, con el que Sara Baras conmemoró oficialmente el pasado 19 de marzo.

El concejal Castillo valora el trabajo de Cepero -"un artista de larguísima trayectoria"- y, sobre todo, la decisión de entregar a Cádiz esta obra para que sea estrenada en el Falla como recuerdo de la celebración del Doce. Tanto este espectáculo como el de David Morales cuentan con la organización del Consorcio del Bicentenario.

El último espectáculo que acoja el Falla será también el que cierre este vigésimo octavo festival. Bajo el título Ritmos latinoamericanos, la Camerata Vocal e Instrumental del teatro, dirigida por el gaditano José Luis López Aranda, pondrá el broche de oro a esta cita tan hispanomericana con un recital que incluirá, entre otros, ritmos de México, Perú, Uruguay, Argentina, Venezuela, Brasil o Colombia.

Este concierto, quizás, ejemplifica el objetivo fundamental de esta edición del festival, que Antonio Castillo reconoce en una línea "menos clásica" para acercarse a Iberoamérica, pero siempre con la intención de "ofrecer una programación musical variada, a gusto de todos los públicos y de todas las sensibilidades. Hemos planteado un festival que no sigue la trayectoria clásica, abierto a lugares diferentes. Creemos que merece la pena trabajar en esta línea".

La programación del festival, con un presupuesto de 55.027 euros, se completa con seis conciertos que se ofrecerán entre el Reina Sofía y Santo Domingo, el primero con capacidad para 200 personas y el segundo, para 400. Se trata de conciertos gratuitos, hasta completar aforo, protagonizados por Praça Onze, Trío Bocayá, la Capilla del Real de Las Palmas, el Octeto Celliberia, Sara Rosique y Joaquín Farias y Café Cohíba.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios