Cultura

Juan José Padilla tendrá que estar unos días en el dique seco

  • Ha cuajado una racha triunfal pese a resentirse de un traumatismo sufrido en la plaza de San Sebastián, golpe que le obligó ayer a visitar al traumatólogo

En la mañana de ayer llegaba Juan José Padilla desde Bilbao, donde había matado la corrida de toros de Victorino Martín el domingo, y fue directamente a visitar a su traumatólogo, el profesor Juan Antonio Copano, apenas sin pasar por su casa de Sanlúcar, resentido del fuerte traumatismo que sufrió en la plaza de toros de San Sebastián el mismo día en que nos llevamos un terrible susto con el percance de El Fundi.

Aquel 15 de agosto un victorino cogió a Padilla ocasionándole traumatismo torácico y dorsal, contusiones diversas y una herida en el cuero cabelludo de pronóstico reservado. Cortó tres orejas y salió a hombros.

Dolorido y sin apenas poder respirar, al día siguiente, el jerezano triunfa con los miuras en Beziers desorejando un toro. Maltrecho volvió a casa confiando en recuperarse. De hecho toreó el sábado en Cuenca donde triunfó con los Victorinos y el domingo en Bilbao, donde una vez más estuvo a punto de obtener un trofeo que la presidencia le negó.

"Me duele mucho más que el porrazo de San Sebastián, que el presidente de Bilbao, una vez más, me denegara una oreja. No sé porqué este presidente me deniega tantas veces los trofeos. Eso sí, tengo la satisfacción de saber que la gente me apoya muchísimo y me lo demostraron después de la corrida dándome aliento y mandándome muchos mensajes por el móvil de apoyo".

Paliza física, golpe moral, pero parece que estas cosas no hacen mella en Padilla que todos los años a mitad de temporada sube el puerto de montaña de agosto, remonta y se pone el maillot amarillo subiendo a los tourmalets de las miuradas y victorinadas.

El doctor Copano quedó más tranquilo tras examinar al diestro: "hay una contractura muscular importante pero la columna está muy bien y la zona dorsal también sin daños óseos. Esa contractura irá cediendo con el tratamiento que le he prescrito y la correspondiente rehabilitación. Ha de tomar medicación anti inflamatoria y analgésica con un relajante muscular. Ha podido torear por las infiltraciones y corticoides, pero con este tratamiento va a notar la mejoría con rapidez y en tres o cuatro días podrá volver a torear".

Reposo, medicación, rehabilitación y otro medicamento que sienta muy bien a los toreros , la familia. Unos días en casa hacen milagros.

Y así debe ser porque por delante, y sin pasar de la primera quincena de septiembre, quedan citas como Ejea de los Caballeros con una de Prieto de la Cal, Medina del Campo con la de Sánchez Herrero, Villena con la de Guadalmena, Andújar con toros de Araceli Pérez, la de Julio de la Puerta en Bélmez, los cebadas de Albacete o los santacolomas de Ana Romero en Aranda de Duero. El ciclón sopla con fuerza.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios