Cultura

José Manuel Caballero Bonald, Premio Cervantes 2012

  • El escritor jerezano gana el galardón más importante de las letras españolas, dotado con 125.000 euros

Comentarios 18

El narrador y poeta jerezano José Manuel Caballero Bonald ha ganado este viernes el Premio Cervantes 2012, considerado el galardón más importante de las letras hispanas y que concede el Ministerio de Cultura al conjunto de la obra de un autor. El fallo de este premio, considerado el Nobel de literatura en lengua española y dotado con 125.000 euros, fue anunciado por el ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, y será entregado en una solemne ceremonia el próximo 23 de abril

"El Premio Cervantes es una meta a la que todo escritor aspira y este año me correspondía, era mi turno", aseguró Caballero Bonald minutos después de conocer en su casa de Madrid la noticia de la concesión del premio, con el que dice sentirse "muy honrado" porque es "la más ilustre posibilidad de ser reconocido como escritor". Seriamente acatarrado, Caballero Bonald confiesa que también siente una "cierta desazón", porque un compañero de generación como Juan Goytisolo -con el que se siente unido literaria e ideológicamente- y "un gran cervantino como Martín de Riquer", no hayan sido los ganadores de un galardón que considera se merecen tanto como él.

El escritor reconoce que le ha extrañado ganar el Cervantes este año, con un Gobierno del Partido Popular, porque pensó que él no era muy del gusto de este Ejecutivo, pero agradece al jurado que haya tenido en cuenta su obra. Una obra llena de poesía, más de 60 años utilizando esta expresión, que es "la más alta temperatura que se puede conseguir manejando la lengua", afirma. "Es la totalidad de la expresión literaria. Nada hay comparable a la poesía", dice el escritor, a quien le gustaría dejar para la posteridad al menos dos buenos poemas.

Y aunque no se atreve a elegir ningún de los numerosos que ha publicado hasta ahora, asegura que su último libro, Entreguerras (2012), es "el mejor" que ha escrito hasta ahora. Un libro que considera, sin falsa modestia, que "puede perdurar y que puede marcar una cierta línea divisoria en la poesía española".

En el anuncio del galardón, el ministro José Ignacio Wert señaló que el Caballero Bonald fue elegido "tras cinco sucesivas votaciones y por mayoría". Por su parte, el presidente del jurado, Darío Villanueva, recordó cómo la primera dedicación de Caballero Bonald "fue poética". "Es un poeta que aún no ha guardado la pluma y que aún está presente", ha apuntado.

Villanueva añadió que, a pesar de escribir novela, Caballero Bonald "nunca renunció a la poesía de la palabra". "Es un fabulador pero también un maestro al servicio del idioma", comentó. Asimismo, destacó su labor memorialística. "Es una figura de las más destacadas que además tiene una marcada proyección iberoamericana, algo que el jurado ha comentado", agregó. Finalmente, Darío Villanueva mencionó la etapa en la que Caballero Bonald vivió en Hispanoamérica y cómo fue "muy conocido y apreciado por los hispanohablantes y escritores del otro lado del océano".

Aunque no figura en las bases del premio, se cumple de nuevo la regla no escrita de que el Cervantes se reparta cada año alternativamente entre Hispanoamérica y España, después de que en la edición de 2011 el galardón fuera para el poeta chileno Nicanor Parra.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios