Cultura

El vino del Marco, un buen sorbo de libertad creativa literaria

  • El escritor jerezano Mauricio Gil Cano promueve el I Certamen de Microrrelatos 'Cardenal Mendoza', en el que los caldos de la tierra son los protagonistas

El vino y el brandy de Jerez son esencialmente cultura, en un sentido antropológico, pero también por su relación con otras artes, entre ellas, la literatura. Shakespeare y otros célebres escritores ingleses mencionan con admiración el vino de la tierra. También grandes autores españoles, como Espronceda, Benito Pérez Galdós, Pío Baroja, Blasco Ibáñez, Ricardo León, Rafael Alberti y un largo etcétera, entre nuestros clásicos. Enrique Jardiel Poncela rinde, por ejemplo, pleitesía al amontillado NPU en una de sus desternillantes novelas… ¿Por qué no retomar esta vieja relación y fomentarla, actualizándola en el imaginario colectivo? "Se me ocurrió que el microrrelato, por ser un género nuevo en plena expansión y por sus características estructurales, era idóneo para ello. Se lo propuse a la empresa Sánchez Romate y vieron con interés la idea", apunta el escritor jerezano Mauricio Gil Cano, impulsor del I Certamen de Microrrelatos 'Cardenal Mendoza', abierto a todas las personas de cualquier nacionalidad que quieran participar con textos escritos en español.

El tema es libre, siempre que en el microrrelato se mencione de alguna manera el brandy o el vino de Jerez, dos maravillas mundiales con denominación de origen que desde siempre han potenciado la libertad creativa. El límite se ha situado en las doscientas palabras. Además de por su brevedad, el microrrelato debe caracterizarse por su narratividad, es decir, que cuente algo. "A la hora de buscar un nombre para el certamen -añade-, no hubo duda: 'Cardenal Mendoza', no sólo por tratarse de la marca cumbre de los brandies jerezanos, sino también porque remite a la dimensión cultural de aquel gran mecenas renacentista".

La convocatoria entra dentro de lo que se llama el "espíritu Romate", un espíritu abierto, cosmopolita y arraigado a la vez. "No olvidemos que el fundador de las bodegas Sánchez Romate fue un ilustrado del siglo XVIII, Juan Sánchez de la Torre, quien prestó un gran apoyo a la educación y las artes, además de al progreso económico de Jerez. En nuestra ciudad ha existido una burguesía ilustrada vinculada al negocio de las bodegas, al tanto de las vanguardias técnicas, artísticas e ideológicas de su época, cuyo alcance no ha sido suficientemente valorado, pues se ha primado el tópico de los señoritos y sus bacanales, de más efectismo literario", recuerda Gil Cano.

Un rasgo característico de este certamen, que tiene una dotación de 300 euros para el primer clasificado, 200 para el segundo y 150 para el tercero, es que los premios también lo son en especie: una botella de brandy de Jerez Cardenal Mendoza, en sus gamas Non Plus Ultra, Carta Real y Clásico, respectivamente, así como una caja de vinos de Jerez de la marca Sánchez Romate, para cada uno de los tres ganadores. "Esto lo hace único en el mundo, mucho más apetitoso y exquisito que cualquier otro concurso", asegura.

La presentación de los trabajos se debe hacer exclusivamente a través del correo electrónico, a la dirección microrrelatos@romate.com. Se ha preferido esta opción dado el carácter internacional del certamen, por la rapidez, el ahorro económico que significa para los participantes y las ventajas que supone para el medio ambiente. Los concursantes tienen de plazo hasta el día 1 de noviembre para presentar sus trabajos. Las bases se pueden consultar en la página web de Sánchez Romate.

Destaca el autor que se ha querido reunir "a un jurado de prestigio. La composición del mismo no puede ser dada a conocer hasta después del certamen, pero adelanto que está compuesto por personas de gran cualificación literaria y una personalidad relevante del sector bodeguero. El fallo del jurado se hará público a través de la web www.romate.com, el 30 de noviembre de 2012".

Con esta convocatoria, Sánchez Romate apuesta decididamente por la cultura, para que Jerez, además de por sus excelencias enológicas, sea considerada internacionalmente como una referencia atractiva para la creación literaria en español. "Esta empresa -concluye Gil Cano- se ha distinguido tradicionalmente por sus vinos excepcionales, criados en bodegas familiares con soleras de siglos, así como por la altísima calidad de su brandy, que es el predilecto de los paladares más exigentes". Con iniciativas como ésta se manifiesta además ese espíritu ilustrado, a favor del progreso y la cultura, que alienta a la firma bodeguera desde su constitución, en 1781.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios