Academia Hoy

Novedades sobre las defensas andalusíes

  • La Academia San Dionisio cierra su ciclo 'Jerez, siempre' con la conferencia hoy del arqueólogo Diego Bejarano

Puerta de Rota. Puerta de Rota.

Puerta de Rota. / Pascual (Jerez)

Cerramos el ciclo ‘Jerez, siempre’ de este curso con la conferencia del arqueólogo y miembro del CEHJ Diego Bejarano Gueimúndez sobre un tema muy importante para nuestra ciudad desde diversos puntos de vista: ‘Novedades sobre las defensas andalusíes Nuevas aportaciones desde la arqueología’.

La muralla andalusí de Jerez es uno de nuestros monumentos históricos que más interés ha despertado entre los investigadores y la propia ciudadanía. Hasta bien entrado el siglo XVI su silueta y esbelta mole ha definido el carácter frontero y militar de la población, siendo aún hoy, a pesar de su progresiva ruina, ocultación dentro de las actuales casas y derribos decimonónicos, de fácil identificación en diversos puntos de la ciudad.

Desde tiempos recientes es objeto de estudio e interés de algunos –pocos- investigadores, pero con todo, y a pesar de que es bastante lo que ya conocemos, son muchas las lagunas que tenemos respecto a ella, como su origen primigenio o su evolución y fases constructivas. Las murallas que conocemos hoy, las que se han conservado hasta nuestros días, no dejan de ser las que quedan fosilizadas del período almohade, y sin embargo, se tiene constancia de la existencia de un recinto amurallado al menos desde el siglo XI, es decir, que atesoran al menos 1.000 años de historia, como mínimo.

A la falta de análisis de laboratorio hay que unir la ausencia de un trabajo que recoja todos los datos obtenidos en las diferentes y abundantes intervenciones arqueológicas que se vienen desarrollando en la ciudad desde los años 70 del pasado siglo hasta hoy, o la publicación de los resultados de estas.

Una responsabilidad que el propio conferenciante, Diego Bejarano, también admite como propia, como él mismo aclara: “No se pretende llenar ese vacío, pero sí aportar una serie de datos novedosos provenientes de algunas de las actividades arqueológicas en las que he podido participar o dirigir, relacionadas con nuestro fabuloso monumento.

Por citar algunas, debemos destacar los restos conservados en el n.º 2D de la calle Consistorio, relacionados con la desaparecida Puerta Real; los conservados en el n.º 15 de la calle Larga, donde se conserva la cámara superior de uno de los torreones de flanqueo de la muralla y se ha tenido acceso a una documentación de archivo más que interesante; o la reciente investigación en la torre de Riquelme, en las bodegas Fundador, que aporta serias novedades sobre la ubicación de la Puerta de Rota.

Lo que debería ser un activo de primer orden de tipo cultural y turístico, languidece hoy olvidado por la clase política, a la espera de un Plan Director específico que plantee alternativas a su progresivo deterioro, a pesar de su protección desde la legislación de Patrimonio”.Con tan esclarecedora información y tan interesantes propuestas clausuraremos nuestro ciclo esta tarde a partir de las 19,30 horas en la sede de la Academia. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios