Diario de las Artes

PINTURA PINTURA para los 25 años de la Pescadería Vieja

PINTURA PINTURA para los 25 años de la Pescadería Vieja PINTURA PINTURA para los 25 años de la Pescadería Vieja

PINTURA PINTURA para los 25 años de la Pescadería Vieja / Vanesa Lobo (Jerez)

Hace veinticinco años se concluyeron las obras de rehabilitación de aquella casa del siglo XVIII que, en la calle Pozuelo, hasta finales de los años setenta de la anterior centuria, había albergado varias instituciones; la última la Academia de San Dionisio. El arquitecto jerezano Ignacio de la Peña Muñoz había sido el encargado de darle su definitivo destino: sala de exposiciones. Desde entonces ha sido el espacio emblemático que, con mayor o menor sentido, las distintas Delegaciones de Cultura del Ayuntamiento, han querido que fuese el buque insigne de las salas expositivas de la ciudad.

En este cuarto de siglo, la Pescadería Vieja ha sido el centro expositivo más relevante de Jerez y donde la creación artística más significativa ha querido encontrar acomodo; si bien, esto no siempre ha sido la norma habitual.

La actual Delegación de Cultura que dirige Paco Camas, para celebrar la efemérides de los 25 años de Pescadería, ha puesto en marcha un programa expositivo con objeto de magnificar la importancia del espacio; potenciar un nuevo proyecto artístico con el fin de que la sala vuelva a conseguir ese estatus de importancia con el que comenzó su andadura y en el que todos estamos interesados.

El ciclo expositivo se ha iniciado con una muestra colectiva que pone en valor la absoluta significación de la pintura que se hace, en estos momentos, en Jerez y que cuenta con importantísimos autores, presentes en los estamentos más notables del arte español. La exposición, que se ha titulado PINTURA PINTURA, quiere reflejar la importancia de esta modalidad creativa y su absoluta potestad dentro de la plástica contemporánea. La muestra ha reunido a ocho pintores jerezanos de contrastada trascendencia; pintores de muy dispar naturaleza artística, con modos, formas y concepciones muy diversas y que todos juntos son referencia de ese feliz momento en el que se encuentra la pintura y sus autores en nuestra ciudad.

La realidad pictórica que tiene lugar en Jerez es, sin duda alguna, de una manifiesta importancia. La nómina de autores es amplísima con grandes hacedores, asimismo, de primerísimo orden. Esto, a cualquier aficionado, no le pasa por alto. Además, la repercusión que tiene la pintura de los artistas jerezanos, fuera de las fronteras locales, es grande y de máxima consideración. La lista es amplia y conocida por todos. Por eso es de gran dificultad, realizar una única selección de pintores de aquí. Hay muchos y muy buenos.

Esta exposición es un mínimo ejemplo de lo que se puede encontrar; la calidad está fuera de toda duda; sus autores componen un grupo que protagonizan una muy buena selección de pintura; una pintura de muy amplio espectro que encierra los postulados de ese gran abanico estético que supone la moderna representación.

La muestra agrupa a ocho pintores pintores - el título de la muestra no es, por tanto, casual -; todos forman parte de ese historial de artistas lúcidos de la ciudad que tienen su estamento creativo muy bien definido y que es de la máxima consideración de todos.

Hay que decir, no obstante, que esta selección de pintores jerezanos para la Sala Pescadería es la primera de una serie porque, dentro del proyecto expositivo para los 25 años de la sala, otros pintores de la ciudad, van a continuar exponiendo, de forma individual o colectiva, con la intención de que los buenos pintores de Jerez, aquellos que mantienen en alta consideración los verdaderos valores de la pintura, estén presentes en este espacio que pretende, ante todo, la calidad de la obra que se vaya a exponer.

La presente exposición se inauguró el mes de febrero pasado y, desgraciadamente, tuvo que cerrar sus puertas unas semanas más tarde a causa del Estado de Alarma. La misma abrirá en fechas que queremos muy próximas, cuando la ciudad acceda a esa fase 2 en la que, ya, los espacios expositivos puedan admitir público, siempre siguiendo las recomendaciones sanitarias. Esperemos, por tanto, que muy pronto, esa feria de la pintura jerezana con la que se ha querido abrir el aniversario de la Sala Pescadería, sea un hecho y podamos llegar hasta los estamentos de ocho pintores que abren otras tantas expectativas de esa pintura tan importante que, hoy, se hace en nuestra ciudad.

Rocío Cano, Magdalena Murciano, Pepe Molina, Jesús Rosa, David Maldonado, Antonio Lara, Humberto del Río y Manolo del Valle conforman un catálogo de pintura actual, esa que no tiene ni tiempo ni edad porque acumula los postulados de la gran pintura. Con unos abiertos registros creativos, desde la más absoluta representación de lo concreto hasta las fórmulas de una abstracción no imitativa, la exposición nos conduce por los planteamientos clásicos - entendiéndose por clásico aquello de lo que comentaba Juan Ramón Jiménez, "actual; es decir, clásico; es decir, eterno" - de una pintura llena de esencia y verdad.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios