Ciudad

Cómo funcionará el 'nuevo' Villamarta

  • El equipo del Teatro ultima las medidas de seguridad e higiene con las que abrirán en septiembre, como el uso obligatorio de mascarilla, circuitos de entrada y salida y aforo reducido

Dos jóvenes desayunan este martes en la terraza del bar-cafetería ‘Coso’, ubicado en el Teatro Villamarta. Dos jóvenes desayunan este martes en la terraza del bar-cafetería ‘Coso’, ubicado en el Teatro Villamarta.

Dos jóvenes desayunan este martes en la terraza del bar-cafetería ‘Coso’, ubicado en el Teatro Villamarta. / Pascual (Jerez)

El Teatro Villamarta ya lo tiene todo prácticamente preparado para su reapertura. Un plan adaptado a la ‘nueva normalidad’ tras los meses de pandemia que su directora, Isamay Benavente, destaca busca “garantizar un espacio seguro para todos. Estamos tomando las medidas que nos recomiendan desde las administraciones públicas”.

En este sentido, dichas medidas le obligan a ofrecer un 65% del aforo con un tope de 800 personas, y en el caso del Villamarta se quedaría en 750. Unos números que podrán ir variando según vayan evolucionando el tiempo y la pandemia, “por lo que no descartamos que en otoño, si todo va bien, podamos incluso ampliar un poco más estos aforos”.

Benavente adelanta que se está ultimando la programación del Teatro para la nueva temporada, que se presentará a los medios en los próximos días, según los aforos permitidos pero, “sobre todo, estamos preparando todo el equipo las medidas de seguridad e higiene que vamos a adoptar para cuando el público vuelva”.

De esta forma, será obligatorio el uso de mascarilla, se dispensarán geles hidroalcohólicos en diferentes puntos, habrá circuitos para entrar y salir, las puertas se abrirán con bastante más antelación para que no haya aglomeración de personas, si es así, se harán colas. Las salidas serán también escalonadas. Asimismo, los espacios comunes como el hall y los aseos estarán “muy controlados y regulados. Nuestro personal de sala se está preparando para atender al público cuando abramos a finales de septiembre”.

La limpieza también se redoblará. El teatro se desinfectará cada vez que se use de una manera exhaustiva y habrá aparatos especiales que renovarán el aire continuamente. “Vamos a intentar que el Teatro sea un espacio segurísimo y que dé muchísima tranquilidad a los espectadores para que se pueda retomar la vida cultural con tranquilidad”, apunta la directora, que subraya la cantidad de reuniones que se están realizando de cara a la seguridad e higiene en el trabajo. “Todos los directores de teatros hemos estado en contacto a través de Ópera XXI y hemos participado en la realización de estos protocolos a través de varios grupos de trabajo y charlas con numerosos expertos”.

Respecto a la programación 2020-2021, Benavente reconoce que le hubiera “gustado haberla tenido presentada ya, pero hemos tenido que esperar a estas medidas. Ahora queda ver si los grandes artistas que juegan un poco con el porcentaje de taquilla, pues al estar reducido el aforo no sabemos si los podremos mantener o no. Y es que los grandes espectáculos cuesta que así sean rentables. Confiamos que a primeros de julio la programación esté en la calle”. Como ya adelantó en abril el Teatro, muchos de los espectáculos que fueron cancelados por la pandemia han sido aplazados para este próximo curso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios