Cultura

Radiografía cultural

  • La Diputación cita a artistas, promotores y agentes culturales para elaborar un nuevo plan

Quince mesas sectoriales, unas doscientas personas embarcadas en la tarea, sesiones de mañana y tarde, debates de elevada calidad, horas y horas de intercambio con una finalidad: efectuar un completo y exhaustivo diagnóstico de la situación de la cultura en la provincia y evaluar soluciones y actuaciones a seguir. No parece fácil. Primero, reunir a artistas, agentes culturales, técnicos y teóricos en la materia. Y a la postre, elaborar documentos con vocación de futuro y marcar las pautas de una hipotética estrategia común en el azaroso, intrincado y en muchos casos intangible mundo de la cultura.

La Diputación, a través de la Fundación Provincial de Cultura, acomete estos días la fase decisiva del Plan Estratégico de Cultura, iniciativa que cuenta con el apoyo de fondos europeos y la labor de numerosos profesionales y especialistas encargados de coordinar las mesas transversales y específicas. La accesibilidad a la cultura, el desarrollo cultural, diversidad y cooperación, identidad, memoria e innovación, gestión de políticas integrales en torno a disciplinas como: artes escénicas y danza, artes plásticas y visuales, bibliotecas y fomento de la lectura, cine y audiovisuales, ciencia y tecnología, cultura popular y tradiciones, libro e industria editorial, música, patrimonio y sectores emergentes.

Se trata de tomar el pulso a la cultura provincial, analizar en qué lugar se encuentra, la dirección que toma el viento y la calidad y cantidad de los recursos de que dispone esta provincia. Presumiblemente, las conclusiones del trabajo estarán listas antes de que concluya la legislatura, y su campo de acción se extenderá durante al menos cuatro años.

A lo largo de estas jornadas, los expertos buscan soluciones para sectores tan desprotegidos como la música, cuyo tratamiento fiscal la mantiene alejada del mundo cultural en la práctica, y núcleos fundamentales en el desarrollo cultural como la lectura o la ciencia, por no hablar de los pujantes sectores emergentes, el siempre complicado mundo del cine o las bellas artes.

Los participantes tienen acceso a diversas herramientos novedosas para enriquecer el debate, tanto en las mesas sectoriales como en internet, donde disponen de foros especializados y una amplia documentación previa. Ya en el plano físico, en las salas de reuniones de los hoteles de Tugasa donde se celebran los encuentros, los debates están resultando tan interesantes como apasionados y ciertamente esclarecedores.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios