Rafa Caballero. Cantante

"Ya no me influyen los Rolling como sí lo hacen Bebo Valdés o Concha Buika"

  • El jerezano presenta este sábado en La Guarida del Ángel 'Trafalgar', un disco en solitario que representa un gran cambio de estilo. "Suena más a nuestra tierra, un tema va por tangos".

Comentarios 1

Si de algo puede presumir Rafa Caballero (Jerez, 1982) es de tablas, las que se ha ganado con su esfuerzo en Madrid, donde reside desde hace más de una década. En mayo presentó Trafalgar, un álbum en solitario con el que ha abierto una etapa tras la disolución del grupo con el que echó los dientes, Hoja de Ruta. Mañana trae a partir de las 22,30 su nuevo espectáculo, más íntimo, a la Guarida del Ángel.

-¿Cómo ha vivido la transición hasta presentarse como artista en solitario?

-Me he llevado muchos años haciendo rock and roll en castellano con Hoja de Ruta. Yo ya había coqueteado con esos estilo y decidí echarle valentía al proyecto y lo presentamos en la sala Clamores, en Madrid, tras un año de trabajo. Es un cambio complicado, y diría que valiente porque no va en la línea de cómo está la música en el panorama actual. Para mí ha sido un cambio muy rico, me siento muy novato, haciendo una música fusión, más jazzero, con un trasfondo latinoamericano y flamenco. Hemos reinventado lo que teníamos a la vez que hacemos temas nuevos. Ha tenido bastante repercusión, lo llevamos hace unas semanas a los conciertos de Radio 3 y estuvimos en el ciclo alternativo de las fiestas de San Isidro, por ejemplo. Llevamos 11.000 reproducciones en internet, está funcionando.

-¿Qué tipo de esfuerzo realiza para presentar un nuevo registro?

-Como consumidor de música siempre he sido muy ecléctico y mi referencia son aquellos artistas que han sabido hacer cosas diferentes, como Sabina, Bumbury o Andrés Calamaro. Ellos me han ofrecido ese cambio de estilo. No me ha resultado complicado, hemos podido indagar. Es cierto que ha llegado un momento en mi trayectoria en el que los Rolling Stones ya no me influyen, como sí lo hacen Bebo Valdés o Concha Buika.

-Dice que el cambio es valiente. ¿No le va a costar ahora más acceder a circuitos tan provechosos como los de los festivales de verano?

-Yo no me guío por eso, por la necesidad del momento. El artista no tiene que dejar conforme a todo el mundo. Por otro lado, también me han salido cosas interesantes que son diferentes a las que hacíamos en Hoja de Ruta. El año que viene estaré en otro tipo de festivales, de estilo jazz fusión. Por eso digo que me he sentido muy novato, porque he empezado de cero, trabajando con otros promotores o tocando en lugares donde no lo había hecho hasta ahora.

-¿Le obsesiona el aplauso del público?

-No, una carrera musical no es ser el número uno ventas. Hay muchos caminos diferentes y estamos recorriendo otros. No me guío por lo comercial. Ahora, por ejemplo, puedo tocar en la sala Clamores, que es más alternativa, en lugar de en la Moby Dick. Y es ilusionante.

-¿Qué se encontrará mañana su legión de incondicionales jerezanos?

-Se acerca más a nuestra tierra. El tema Trafalgar, que da nombre al disco, va por tangos. Otra canción, Barrio de Plata, recuerda mucho al rock andaluz de Triana. Soy consumidor de flamenco, y creo que ahora se respira este estilo, tocado con mucho respeto.

-¿Qué sentimiento le crea tocar en Jerez?

-Aunque viva fuera, no falto a mi tierra, porque es donde tengo a mis amigos, mi familia... Les traigo esto con mucha ilusión, y además en parte es un capricho, porque como ya no somos una banda, corro con gastos de alojamiento, dietas, yendo sólo a ingresos de taquilla. Es una apuesta arriesgada, pero hay músicos de mucha talla. Será una noche grande.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios