Rafael Sadoc. Escritor

"Siempre quise que 'La corona de San Esteban'fuera cine en palabras"

  • El sanluqueño Rafael Sadoc ha publicado su ópera prima, una historia de aventuras ambientada en los años de la Segunda Guerra Mundial, protagonizada por un gaditano con un gran misterio por descubrir

Rafael Sadoc nació en Sanlúcar de Barrameda en 1967. Después de una larga trayectoria literaria y carnavalesca a sus espaldas, consiguiendo alzarse con varios premios en ambas modalidades, ha publicado recientemente su primera novela, La corona de San Esteban (Elia Ediciones), de la que desvela a continuación las claves de su creación.

-¿De dónde surgió la idea para la novela?

-Tenía que hacer un ejercicio en la escuela de cine, escribir sobre un hecho histórico. Lo primero que se me vino a la cabeza fue Valkiria (hacía nada que había leído algo sobre el entonces nuevo proyecto de Tom Cruise). Al saber que un "tropezón" evitó la muerte de Hitler en el año 1944, hice un comentario muy en mi línea: "El que quitó la bomba de los pies de Hitler seguro que era de Cádiz".

El reto era meter a un gaditano en la guarida del lobo, que formase parte activa de uno de los hechos reales e históricos más inverosímiles que han ocurrido: El fallido atentado de Stauffenberg por culpa de un "simple y normal" tropiezo.

Esa era la primera pieza del puzzle, poco a poco fui creando piezas de ficción y añadiendo otras totalmente reales. Así nació La Corona de San Esteban, por cierto, una pieza real del puzzle.

-¿Cuánto tardó en escribirla?, ¿tiene horas fijas o un lugar determinado para escribir?

-La empecé en enero del 2008 y la terminé antes de acabar el verano, unos seis meses.

Cuando más escribo son los fines de semana, prefiero la noche para escribir, ¿el lugar? el dormitorio de mi hijo Rafi, es donde está el ordenador.

-Puesto que se trata de una novela ambientado en un contexto muy concreto, ¿como ha llevado a cabo la labor de documentación?

-Ha sido una gozada, me he rodeado de más de 30 libros, unos de ficción y otros de historia pura y dura. He visto decenas de documentales sobre la Segunda Guerra Mundial, películas y, sobre todo, he hablado mucho con historiadores, militares retirados y húngaros.

-Su obra abarca en parte el tema del nacionalsocialismo, ¿cree que la humanidad alcanzó con el nazismo el tope de maldad, o aún podemos hacerlo peor?

-Opino que el nacionalsocialismo germano, marcó un antes y un después, tristemente para los que tuvieron que padecerlo. La maldad sigue existiendo hoy día, sólo debes ver cualquier informativo en la televisión. Pero lo que hicieron Hitler, Goering, Himmler... tal nivel de crueldad, no creo que se logre repetir.

En este siglo veremos cosas tan esperpénticas como las ocurridas en la Segunda Guerra Mundial o en nuestra guerra civil. Por desgracia el ser humano sigue siendo capaz de lo mejor y de lo peor.

-¿Considera que ambientar una novela en una época determinada le permite ejercer las veces de divulgador?, ¿o no considera que sea esa su labor?

-No fue nunca mi intención, siempre quise que La Corona de San Esteban fuera cine en palabras, una trama de aventuras, divertida, con ritmo, emulando las historias de Alejandro Dumas, Verne, Salgari, intentando tomar de referencia a Berlanga. La vaquilla es de mis películas favoritas.

-¿A qué cree que se debe el interés tan notable que existe por parte del público lector por la novela histórica?

-El espíritu aventurero es imperecedero, creo que todos tenemos un Robin Hood dentro de nosotros, un Conde de Montecristo, una Juana de Arco, incluso me atrevo a decir que ¿quién no ha soñado alguna vez con ser un Indiana Jones o una Lara Croft...?

La historia ha sido siempre la asignatura que mejor se me daba, a mi parecer, la más atractiva, y no creo que sea una moda la novela histórica, creo que es un filón inagotable de tramas y guiones.

-¿Qué opina de la postura que vaticina el fin de los libros en papel a corto o medio plazo?

-No creo que ocurra, el papel guarda un "olor" que no lo dan lo ebooks. No estoy en contra de las nuevas tecnologías, pero sigo comprando novelas en papel, y no, no tengo ebooks.

-A pesar de que los libros en papel hayan escapado de ello, ¿qué opina de la reciente subida del IVA en relación con el mundo de la cultura?

-La subida en el cine y el teatro creo que es una sentencia de muerte para muchos locales. No todos los cines podrán aguantar este tirón, es un atentado contra la cultura. Sé que la situación del país es muy grave en el apartado económico, pero sanidad, educación y cultura deberían de tener un trato diferenciado, son clave para determinar que tipo de futuras generaciones queremos en España.

-¿Qué tiene en mente de cara al futuro?

-Mi principal proyecto es seguir llevando La Corona de San Esteban a todos los lugares de España, en presentaciones, charlas coloquio, en conferencias en bibliotecas, librerías o institutos.

El segundo en el orden de prioridad, es realizar mi primer largometraje: The beautiful Cádiz.

Elia Ediciones quiere que empiece a trabajar en una segunda aventura para el gaditano Juan Juicios (protagonista de La Corona de San Esteban), espero tenerla acabada el próximo año.

-Por último, un poco de autobombo: ¿qué diría a favor de su novela?

-Billy Wilder decía: "en época de crisis funcionan mejor las comedias que los dramas...", he intentando crear una novela divertida, llena de intensidad, con ritmo, que atrape al lector y lo haga partícipe de una aventura situada en uno de los momentos claves de la historia contemporánea.

Yo destacaría que es una novela que huele a palomitas y a refresco de cola, que huele a cine de verano.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios