Cultura

Que Spielberg te perdone

Terror, EE UU, 2011, 91 min. Dirección: David R. Ellis. Guión: Jesse Studenberg, Will Hayes. Intérpretes: Sara Paxton, Katherine McPhee, Dustin Milligan, Chris Carmack. Cines: El Centro, Bahía de Cádiz, Bahía Mar, Ábaco San Fernando, Al Andalus, Victoria, Yelmo, Ábaco Jerez, Cinesa Los Barrios.

Se puede comprender que el furor del 3D incitara a revisitar el Tiburón spielbergiano con efectos que metieran las fauces de los escualos en la sala, hicieran rodar miembros amputados por el patio de butacas y salpicaran a los espectadores de agua salada y sangre.Porque como el cine, al igual que las ciencias, adelanta que es una barbaridad, esta secuela (y más si es en 3D) tiene necesariamente que ser más sanguinaria que el original. Hasta gore.

Pero aún admitiendo esto, dado que el precedente es una obra maestra que marcó la historia del cine y teniendo en cuenta la potencialidad taquillera de resucitar Tiburón en 3D, se debían haber cuidado un poquito más las cosas.

La película es de una grotesca pobreza de guión, una grosería de realización y una truculencia de efectos que recuerdan a los peores y más baratos subproductos que flotaban como desperdicios en la estela de las películas de éxito. El recurso al sadismo, intentando fundir el cine de bichos con el de depravados, lo empeora todo, si es que eso era posible. El palomitero David R. Ellis (secuelas de De vuelta a casa y Destino final, la divertida por descarada Serpientes en el avión) ha tocado con esta cosa más fondo que el brazo amputado cuyo propietario mutilado protagonizará una de las más grotescas escenas de la película.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios