Nueva muestra en Pescadería Vieja

Las otras vidas de Tuty Márquez

  • La artista inaugurará este viernes, 22 de marzo, en Pescadería Vieja ‘Féminas’, objetos fruto del reciclaje

Tuty Márquez, junto a algunas de sus obras. Tuty Márquez, junto a algunas de sus obras.

Tuty Márquez, junto a algunas de sus obras. / Manuel Aranda (Jerez)

La artista Tuty Márquez inaugurará este viernes, 22 de marzo, a las 20,30 horas, en la sala Pescadería Vieja su muestra ‘Féminas’, que se podrá visitar hasta el 21 de abril.

Una exposición en la que la autora, experta ceramista, se mete de lleno en el mundo del reciclaje hecho arte. “La primera intención de la muestra fue reciclar, reutilizar, dar vida a materiales de desecho y con un discurso crear piezas de carácter plástico. Una vez empezado este proceso, se van convirtiendo en objeto únicos con materiales acumulados durante muchísimos tiempo. Cosas que yo tenía en mi casa, de mi familia, de amigos, objetos encontrados en la calle...”.

De ellos se conforman las 90 piezas que se pueden ver en la sala, “una oportunidad nueva para todos esos elementos. Me parece muy interesante el concepto de reutilizar”.

Piezas nacidas de otras piezas, “muy originales”, desde un compendio de materiales de diferente índole “he creado un discurso sólo con la presencia femenina, sin estereotipos, sin el cuerpo, sólo el rostro. Le he dado mucha importancia al simbolismo de la vulva femenina. Es un poco la búsqueda de la identidad femenina a través de esos símbolos, sobre todo de una toma de conciencia, una reflexión importante”, cuenta Márquez.

Ahora, con esos objetos que andaban por casa reconvertidos, Márquez los ve de otra manera. “Así es, totalmente. Ahora tienen un toque reivindicativo importante, es como un motor de cambio para la mujer, que se presente como mujer creadora y no como objeto. Hay que seguir reivindicando”. Objetos de exposición, decorativos con un fuerte mensaje sobre la identidad femenina, un acto de optimismo desde el arte. “He dado vida a un trozo de mi vida”.

Un trabajo de dos años. La primera vez que hace una propuesta de este tipo ya que Márquez es ceramista y siempre ha llevado lo femenino a la arcilla. “Mucha pasión y paciencia. Le he echado también mucha poética y lo he terminado todo muy satisfactoriamente. Un día miré ese cajón de cosas y me dije que de ahí tenía que salir algo. Empecé con una fémina chiquitita, que puede medir 5 x 7 cm, y las últimas miden más de metro y medio”.

Una obras que le dan pie a nuevas iniciativas, aunque por ahora retomará la arcilla para dos exposiciones que tiene previstas para 2020, “aunque este tema no lo voy a dejar porque es muy interesante. Yo creo que el espectador se va a sorprender. Pasen y vean”.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios