Vanesa Martín | Cantante y compositora

“Perder el respeto al público es un peldaño directo al fracaso”

  • Tras el éxito de ‘Munay’, la malagueña lanza este viernes su nuevo disco, ‘Todas las mujeres que habitan en mí’, que presentará en su ciudad el próximo julio

Vanesa Martín (Málaga, 1980), en una imagen promocional. Vanesa Martín (Málaga, 1980), en una imagen promocional.

Vanesa Martín (Málaga, 1980), en una imagen promocional. / Warner Music

Comentarios 1

Respecto a la calidad que rezuma la producción de Todas las mujeres que habitan en mí (Warner), Vanesa Martín (Málaga, 1980) apunta: “Pues grabamos el disco entre Málaga y Los Ángeles. Y yo creo que se nota más la parte malagueña”. La cantante y compositora reivindica en cada oportunidad sus orígenes, pero al mismo tiempo da buena de una intuición musical que se mueve con soltura en los cuatro puntos cardinales. Buena prueba de ello es este nuevo disco, que este viernes llega a las tiendas y las plataformas habituales con aliados de la talla de Mariza y Kany García en los créditos y que su artífice presentará en su ciudad el 20 de julio de 2019, en el Auditorio Municipal, dentro de la gira que comenzará el 30 de marzo en Sevilla. Todas las mujeres que habitan en mí, del que ya se dio a conocer el single Inventas, llega dos años después de Munay, un trabajo que con su doble platino, su prolongado número 1 en las listas de ventas y una gira que llevó a Martín a cosechar importantes triunfos en América Latina marcó un punto de inflexión; y la malagueña (que vistió este jueves de largo el nuevo álbum en Madrid) admite que la presión respecto al siguiente trabajo existía, aunque en su justa medida: “Es difícil, sobre todo cuando vienes de un disco que te ha dado tanto como Munay. Pero Todas las mujeres que habitan en mí se ha fraguado de una manera diferente: compuse las canciones durante la gira de Munay, en los hoteles y en los viajes, porque entre tanto ir y venir, con tanto tiempo lejos de casa, sentía a veces la necesidad de volver a mi centro, a mi esencia, y la escritura de las nuevas canciones me ayudó mucho en este sentido. Seguramente por esa sensación de distancia me he permitido por una vez todas las licencias, incorporar todos los sonidos que me ha apetecido, fusionar todo lo que me gusta. Y estoy contenta con el resultado”.

De hecho, Todas las mujeres que hay en mí presenta un paisaje sonoro bien ecléctico, desde los matices mediterráneos de Abril hasta los aromas atlánticos de Pídeme, cantada a dúo con la portuguesa Mariza, pasando por aproximaciones al rock y a las bases más contundentes. “Llega un momento en que te das cuenta de toda la música que has escuchado, de todos los referentes que manejas, y comprendes que necesitas parar de alguna manera para asimilar todo ese aprendizaje y darle forma. Es verdad que entre Munay y Todas las mujeres que habitan en mí no ha transcurrido mucho tiempo, pero durante la pasada gira, mientras componía las canciones, dispuse de muchas ocasiones para reflexionar sobre aprendizaje y volcarlo en lo que estaba haciendo”, apunta al respecto la artista.

"Cuando escribo mis letras no pienso en quien pueda escucharlas después. Ante todo, preservo mi libertad”

Si Vanesa Martín escribe sus letras de manera directa y sin guardarse ases en la manga, algunas de las nuevas canciones adoptan tonos próximos a la confesión (“De todas las mujeres que habitan en mí / juro que hay algunas que yo ni conozco”, canta en Inventas), un carácter íntimo que enlaza con la publicación de su libro de poemas Mujer océano, hace también un par de años. Pero ni la exposición ni el éxito restan en Vanesa Martín un ápice la voluntad de contarse en sus canciones: “Cuando escribo las letras no me dejo impresionar por la gente que pueda leerlas o escucharlas después. Lo que preservo es, ante todo, mi libertad a la hora de escribir. Necesito todo el oxígeno y todo el espacio para contar lo que quiero, así que no me impongo límites ni autocensuras”. Ahora, la malagueña trabaja con ilusión con vistas a la próxima gira (“Lo que peor llevo es el repertorio, cada canción que quito duele”, afirma) con una premisa: “Lo importante es conservar el respeto al público y al escenario. Perderlo es un peldaño directo al fracaso”. Los dos, eso sí, están de su parte.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios