Cultura

Yoko Ono se imagina su cielo particular en el C3A de Córdoba

  • La artista japonesa muestra por primera vez en Andalucía tres obras y dos 'performances' adaptadas por ella misma para el centro

'Pieza cielo para Jesucristo', con música de Britten, ha sido dirigida por la propia Yoko Ono. 'Pieza cielo para Jesucristo', con música de Britten, ha sido dirigida por la propia Yoko Ono.

'Pieza cielo para Jesucristo', con música de Britten, ha sido dirigida por la propia Yoko Ono. / reportaje gráfico: juan ayala

Cuando Yoko Ono abandonó su Japón natal mantuvo en su mente una referencia que, pasara lo que pasara, siempre era constante: el cielo. La artista multidisciplinar trae ahora esa idea a Córdoba, concretamente al Centro Andaluz de Arte Contemporáneo (C3A), donde durante tres años podrán verse tres de sus creaciones que se exponen por primera vez en Andalucía. Una de ellas ocupa toda una sala del diáfano espacio cultural: To see the sky (Para ver el cielo). Esta obra es una escalera que, como contó el comisario de la exposición, Jon Hendriks, va cambiando de color a medida que se sube un peldaño más. A pesar de haber pasado por Nueva York y Pekín, Yoko Ono ha adaptado los colores de la escalera y en su versión cordobesa empieza en un tono azul claro para acabar, en su cúspide, en un color blanco que representa esa subida al cielo.

Hendriks, comisario de la muestra junto al director artístico del C3A, Álvaro Fominaya, explicó que las tres obras expuestas "piden al público que se implique y trabaje". En el caso de esta escalera, por ejemplo, hay que subir. Otra de las obras, Wish tree for peace (Árbol de los deseos para la paz), se encuentra a la entrada del edificio. Se trata de un olivo en el que se han colgado papeles con deseos (aquí lo que se tiene que hacer es escribir) y que se inició en 1996. La artista va recogiendo estos deseos (el origen de la obra se encuentra en una tradición japonesa que consiste en colgar oraciones de un bambú que aquí ha sido sustituido por un olivo) para después integrarlos en el proyecto Imagine Peace Tower (Torre Imagina la Paz), una instalación lumínica instalada en Reikiavik y creada por Yoko Ono en memoria de John Lenon.

Las tres piezas estarán como mínimo tres años en este espacio y exigen la interacción del público

La otra gran creación es Mend your heart in four season (Pieza para zurcir tu corazón en cuatro estaciones) donde se invita al público a que teja. La obra está creada específicamente para Córdoba y forma parte de la serie Mend piece (Pieza para reparar), iniciada en 1966, que recuerda a una tradición japonesa denominada kintsugi; una técnica milenaria de reparación de cerámicas rotas con oro o elementos preciosos. Su objetivo último es que la gente pueda llevar al espacio su ropa estropeada y arreglarla, intercambiarla o entregarla a personas necesitadas.

Junto con estas tres grandes obras, el C3A también acoge dos de las performances históricas de la artista: Pieza cielo para Jesucristo (1965-2017) y Pieza encendida (1955-2017), una de ellas ya se representó el pasado martes en el espacio del C3A conocido como la Caja Negra. Para estas performances se cuenta además con la colaboración de la Orquesta de Córdoba, el Conservatorio Superior de Música, la Escuela Superior de Arte Dramático y la Escuela de Arte Mateo Inurria. Hasta 32 voluntarios ejecutan estas obras de carácter histórico que en el caso de Pieza cielo para Jesucristo incluye un programa musical de Benjamin Britten y Frank Bridge, cuya ejecución va siendo impedida en el transcurso de la misma (esta pieza la creó Yoko Ono en homenaje a John Cage y la ha dirigido personalmente para su exposición en Córdoba).

Además, en el mes de enero se estrenará la primera obra para la fachada mediática del C3A que está siendo creada en estos momentos por el artista Jim Campbell, considerado como el pionero del led art y uno de los grandes referentes dentro del arte de nuevos medios y que será el colofón de las actividades del primer aniversario. Las creaciones de Jim Campbell están presentes en las colecciones neoyorquinas del Metropolitan Museum, MOMA y Whitney Museum of Art, entre otros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios