Flamenco

El cante como eje primordial

  • La Bienal de Jerez arranca con la familia Sordera como protagonista y la buena sintonía con la Bienal de Sevilla

  • Un recorrido por los carteles del festival sevillano, en el CADF

El cante como eje primordial El cante como eje primordial

El cante como eje primordial / Manuel Aranda

La I Bienal de Cante de Jerez arrancó oficialmente en la jornada de ayer con una intensa sesión. Por la mañana, el Centro Andaluz de Documentación de Flamenco acogió la inauguración de la exposición de los 20 carteles de la Bienal de Sevilla, entidad con la que se ha establecido lazos de conexión de cara al futuro, por la tarde, el mismo enclave fue testigo de la disertación del crítico Manuel Martín Martín, que ofreció, a modo de conferencia, un repaso exhaustivo a la saga de los Sordera, protagonista de esta primera edición.

Ya de noche, el Museo del Enganche de la Real Escuela de Arte Ecuestre fue el escenario elegido para levantar el telón de las actuaciones, y celebrar la inauguración oficial con el espectáculo ‘Ortodoxia y Vanguardia’, con Vicente Soto, Enrique Soto, Sorderita y Lela Soto como protagonistas principales.Hasta el próximo 30 de agosto (en horario de 09:00 a 14:00 horas de lunes a viernes), se podrá contemplar en el CADF la exposición de los 20 carteles de la Bienal de Sevilla (desde 1980 a la actualidad), una entidad con la que se ha establecido un nexo de conexión, ya no sólo con esta muestra, sino permitiendo que en su próxima edición, la de 2020, el ganador del Concurso de Cante enRama se incluya en su programación.

A la inauguración de estos veinte carteles, que recoge obras firmadas por Moreno Galván, LuisGordillo, Carlos Saura, Rubén Afanador o Rafael Alberti, entre otros, acudió personalmente el director de la Bienal de Sevilla, Antonio Zoido, además de los delegados territoriales de Turismo y Cultura, Miguel Rodríguez y Mercedes Colombo, respectivamente, y los responsables de la Bienal de Jerez, Mario González y Lola Vallespí.

Miguel Rodríguez, en palabras a la prensa, ha agradecido a Zoido su presencia y ha felicitado a la organización de la Bienal de Cante porque “estos tiempos que corren son de valientes. Pelear por el flamenco en Jerez merece la pena y habéis tenido el carácter y la capacidad de tirar adelante con, además, un programa muy atractivo. Jerez necesitaba de un evento como este, Jerez es flamenco y el flamenco es turismo y la Junta quería estar junto a estos dos promotores, Mario González y Lola Vallespí, tendiendo la mano desde lo público y entendiendo que este es el inicio de muchas más ediciones”.

Por su parte, el director de la Bienal de Flamenco de Sevilla, Antonio Zoido, explicó que cuando nació la Bienal en 1980 lo hizo con el objetivo de “elevar el flamenco a la categoría de arte e introducirlo en el parnaso del arte”. Por eso, añadió, “se entendió que el cartel habría que encargarlo siempre a un artista de reconocido prestigio y poner así las artes plásticas al mismo nivel que las artes canoras o instrumentales del flamenco”.

Zoido se congratuló porque, tras 20 ediciones, “la colección va consolidándose, y seguimos en esa línea”. Además, indicó que el cartel de la próxima Bienal de 2020 “ya está encargado y hasta realizado en su parte esencial”, siendo su autora Lita Cabellut, “la pintora más internacional que ahora mismo tiene España y la más valorada”.

Por último, el director artístico de la Bienal de Cante de Jerez, Mario González, afirmó que este 5 de agosto de 2019 es un día “para estar muy contentos y para recordarlo. La Bienal de Jerez viene para quedarse. No porque seamos unos valientes, aquí está la programación, el nivel artístico de los conferenciantes, de los cursos, y como dice Antonio Zoido, la tierra de Jerez es idónea para que una bienal de este tipo nazca y se consolide muchos años”.

En cuanto a la exposición, muestra al público la manera en que diferentes autores han querido expresar su manera de ver y entender el flamenco en estos últimos 40 años. Desde la línea clásica de Joaquín Sáenz, en aquel primer cartel de 1980, pasando por el informalismo de Antoni Tàpies, que ilustró el de 2004 y finalizando con ‘Las Sabias’, de Pedro G. Romero, una obra de teatro expandido, descartando el concepto clásico de cartel para la, hasta ahora, última edición de 2018.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios