Cultura

'Tres días': aclamada en Hollywood, ignorada aquí

  • El sevillano Jorge Marín, en la categoría de sonido, es el único representante de la ópera prima del cordobés Javier Gutiérrez

El refrán dice que nadie es profeta en su tierra. Es el consuelo que le queda al joven director cordobés Javier Gutiérrez cuando el próximo domingo no escuche su nombre entre los candidatos a la mejor dirección novel de los Premios Goya.

Tres días, su primera película como director, pasó sin pena ni gloria por la cartelera española y por la mente de los académicos, que sólo han valorado la calidad de su sonido para estos premios. El largometraje producido por Antonio Banderas y Antonio Pérez ha tenido una fértil vida internacional como prueba su palmarés. Al máximo galardón del Festival de Málaga, la Biznaga de Oro, suma el de Mejor Película en el Festival de Cine Fantástico de Triestre (Italia), el del Público en el Festival de Ciencia Ficción de Nantes (Francia), entre otros. Recientemente, ha sido elegida como la tercera mejor película extranjera por 50 representantes de los estudios de Hollywood en la 2008 International Watch List. O dicho de otro modo, los ejecutivos que mueven los hilos de la meca del cine han encumbrado esta cinta andaluza entre títulos de peso como La clase (Palma de Oro en Cannes) o Gomorra (Premio de la Academia Europea), y ya se estudia su remake en Estados Unidos.

El único representante de Tres días en los Goya es el sevillano Jorge Marín, padre del sonido de la mayoría de películas andaluzas. De hecho, su estudio, Artesonora, ha realizado, además, la postproducción sonora de otras películas nominadas este año en otras categorías, como el cortometraje andaluz Espagueti Western y Camino, de Javier Fesser, una de las favoritas de este año.

Marín, con más de quince años de experiencia en el sector, tanto en rodajes como en postproducción y mezclas, ha participado en destacados títulos como 7 vírgenes, Habana Blues, ¿Por qué se frotan las patitas? o Solas, por la que estuvo nominado al Goya a Mejor Sonido. Este veterano técnico, que ha contado con Maite Rivera en el montaje y Daniel Zayas en la mezcla, defiende la calidad técnica de los profesionales andaluces. En su estudio, cuyas instalaciones se encuentran en el municipio sevillano de Alcalá de Guadaíra, el curso pasado se han trabajado películas como Sexykiller, Eskalofrío o Esperpentos.

Uno de los encargos más complejos del curso pasado era el de Tres días, una historia sobre el fin del mundo ambientada en una localidad del interior andaluz. Lejos de imitar las películas nortemaricanas del género, Javier Gutiérrez quería proyectar una visión nueva sobre este tipo de relatos apocalípticos. El sonido tenía que suplir los típicos efectos especiales del género según los cánones de Hollywood. "Había que trasladar a la pantalla esa situación de angustia, el vértigo ante el cataclismo que se anuncia", explica Marín, que habla de una cinta "muy espectacular en el sonido, sobre todo en la parte final".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios