Literatura

La felicidad es un libro abierto

  • El emprendedor jerezano Carlos Coronil publica con Planeta una obra en la que desvela los pequeños placeres de la vida

  • Gestos y detalles de cada día en los que apenas se repara

Interior del libro de Coronil. Interior del libro de Coronil.

Interior del libro de Coronil.

La felicidad está en todas partes. Y esto es una verdad como un templo de grande. Una frase que muchas veces se pasa por alto por su sencillez pero que, sin embargo, concentra mucho en muy poco. Una pastillita de caldo mágico, seis ingredientes al alcance de todos pero que pocos saben apreciar.

Una buena berza, el olor que dejan los castañeros en las rotondas de Jerez durante el otoño, un cafelito en la plaza del Arenal, hacer la ruta de los mostos, pasear por la calle Larga sin prisas… Son infinitos placeres los que nos ofrece nuestra ciudad, muestra que recoge muy bien el jerezano Carlos Coronil, que ha publicado con editorial Planeta un libro dedicado totalmente a los placeres: ‘Pequeños Placeres. La felicidad está en todas partes’, con ilustraciones de Sara Pequeño.

Carlos Coronil. Carlos Coronil.

Carlos Coronil.

“La vida nos concede continuamente la oportunidad de saborear pequeños placeres que no debemos desaprovechar. Puede ser una sonrisa en el autobús, un rayo de sol al salir del trabajo o la llamada inesperada de un amigo. Este libro es para recordarnos que disfrutar de cada momento puede hacer que consigamos todo lo que nos propongamos en la vida, que hemos nacido para ser felices y que, por suerte, ¡la felicidad está en todas partes!”, asegura Coronil.

Jerezano, Carlos Coronil es eso, amante de los pequeños placeres. Su obsesión por disfrutar de todo lo que le rodea y expandir alegría de vivir le ha llevado a publicar con editorial Planeta bajo el sello de Zenith su primer libro.

Licenciado en Periodismo por la Universidad Europea, y emprendedor desde 2012, montó junto a su pareja su primera empresa con 25 años llamada ‘Pequeños Placeres’. Primero fue un bar de éxito en el centro de Madrid, y cuando logró generar los recursos suficientes, lo reconvirtió en el que era su sueño, crear la ‘Tienda de los placeres’, donde le dan la oportunidad a un montón de pequeños artesanos de toda España a vender sus cosas.

Después de 13 años en Madrid, ha vuelto a Jerez para desarrollar la tienda online de ‘Pequeños Placeres’ y reencontrarse con todos los placeres que ofrece nuestra ciudad. ‘Pequeños Placeres’ cuenta actualmente con 16.500 seguidores en Facebook y casi 8.000 en Instagram. Además de la tienda, cada día del año se lanzan mensajes positivos y de humor por redes para transmitir la filosofía de los pequeños placeres.

El calorcito de una camisa recién planchada, el primer chapuzón del verano, bañarte en un río, bailar como si no te mirara nadie, una bola de billar al chocar con otras, ver una ciudad desde la ventanilla de un avión...

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios