Tomás Moreno Romero ‘Tomasito’. Bailaor y cantante “A la gente hay que darle energía y magia, es lo que necesitan”

  • El jerezano actuará este sábado, 15 de agosto, en González Byass

  • Los días 13 y 14 lo harán Macanita, Jesús Méndez y Felipa del Moreno

Tomasito en las 'Noches de flamenco y solera' de González Byass / Miguel Ángel González

Tomasito, en la bodega de La Concha. Tomasito, en la bodega de La Concha.

Tomasito, en la bodega de La Concha. / Miguel Ángel González (Jerez)

Regresa a su tierra desde Madrid después de seis meses sin ver a su familia a causa de la pandemia. Su madre, Bastiana, que cocina como los ángeles más gitanos, le recibió con un puchero. Sus tres niños, su mujer y él lo disfrutaron, aunque reconoce que después se tuvo que dar un duchazo de agua fría. Tomasito, empapado de la alegría que le caracteriza, actuará este sábado, 15 de agosto, en González Byass, dentro del ciclo ‘Veranea en la bodega-Noches de flamenco y solera’. Antes, los días 13 y 14, lo harán allí mismo La Macanita, Jesús Méndez y Felipa del Moreno.

–¿Qué va a ofrecer este sábado en González Byass?

–No sé el tiempo que no actuaba en Jerez... y es que con el confinamiento este se me ha olvidado todo... Hace un par de años vine como invitado con Pepe del Morao, Diego Carrasco, etc., pero como Tomasito hace tiempo que no toco, además, en este sitio tan auténtico como las bodegas de Tío Pepe. Van a escuchar todo este repaso mío que hago en ‘Ciudadano Gitano’, que es el último disco. Y es que hay discos míos ya descatalogados y hay gente que no ha escuchado algunos temas. Haré un repaso de los que más me gustan a mí y que creo que gustan también. Y bueno, actuar aquí, en este espacio, pues imagínate. Yo me he criado aquí al lado, en la calle Guarnidos, y de pequeño paraba en la Alameda Vieja. Y ahora, con 50 años, venir a cantar aquí a las bodegas pues para mí es un punto. Ya más solera no se puede tener. El sitio tiene magia y más a gusto no se va a poder estar. Hay ganas. A la gente hay que darle energía y magia, que es lo que necesitan. Y los conciertos y estas cosas, pues por lo menos se van a su casa con más alegría.

–¿Le va inspirar más todavía actuar aquí?

–Bueno, más todavía, aunque yo ya salgo inspirado. Cuando estás a gusto, el grupo suena bien y la gente está contigo, pues claro que sí. Y más cuando te tomas una copilla de Tío Pepe antes de salir. Como mi madre me daba con 13 ó 14 años antes de salir al escenario, que te hacía el robot y te hacía todo. Me metía un candié de eso...

–Usted que es alma libre y callejera, ¿cómo ha llevado el confinamiento?

–Pues uf..., no lo he llevado malamente, lo ha llevado peor la vecina de abajo de mi casa (risas). Alguien puso por ahí que “si tú estás jodido en el confinamiento, imagínate la vecina de Tomasito cómo lo estará pasando”. Me hizo gracia y lo publiqué, tuvo muchas visitas. Pero lo hice porque mis vecinos son gloria bendita. Lo he llevado bien, pero es verdad que yo llevo cantando desde que tenía 12 años y no paro. Nunca he tenido unas vacaciones muy continuadas y ahora pues he estado con mi familia, conviviendo, con mis niños, mi mujer, leyendo, con la guitarra... Soy inquieto, pero lo he llevado bien. Esta situación me ha inspirado en pasos nuevos, ritmos nuevos... Yo estuve en África a finales de 2019 y me vine con ritmos calientes e improvisaciones.

–¿Qué trabajos tiene a la vista?

–Este jueves saco un tema que se llama ‘La makinita’. Saqué hace unos meses ‘Los muertos vivientes’ y así voy soltando cosas cada varios meses. Ya cuando tenga varios temas pues publicaré un disco.

Tomasito, durante la entrevista. Tomasito, durante la entrevista.

Tomasito, durante la entrevista. / Miguel Ángel González (Jerez)

–¿Cómo ve Jerez cada vez que viene?

–Lo veo igual, alegre. No se ha notado tanto el miedo que hemos vivido en Madrid. Aquí veo a la gente más alegre que en ningún lado porque somos así, y también he visto que se respetan mucho las medidas, todos con mascarillas y tal. Aquí llegas y dices “ya estoy en Jerez”. Hay magia.

–¿Qué le parece que Jerez tenga un Museo a Lola Flores?

–Hombre, ya era hora. Estamos hablando de la artista más grande que ha dado España. Me parece una buena idea.

–¿Seguirá viviendo en Madrid?

–Sí, soy rata de ciudad en el buen sentido. Allí estoy bien y por mi trabajo también, lo tengo todo más a mano. Si no viviera en Madrid estaría en Jerez. Allí llevo desde 1996, cuando vino a recogerme a mi casa mi manager por mediación de Miguel Bosé, que me apadrinó. Y me llevó para Madrid, pero si no, me hubiera quedado aquí.

–¿Cree que hay artistas de Jerez que por no salir de su tierra han llegado ‘menos lejos’?

–Por supuesto, pero también lo entiendo porque a mí me costó. Hay miedo y nostalgia de la tierra. Quedarse apalancado aquí, pues bueno... Muchos artistas hubieran estado más consagrados.

–¿Su mujer es madrileña?

–Sí, y economista. Y mis hijos también. De chicos me decían que yo hablaba raro (ríe). Cuatro madrileños en mi casa...

–Dígame una cosa, ¿es posible el zapateo con chanclas?

–Sí, mientras las lleves puestas dos meses todos los días. (En ese momento se levanta y hace una demostración). Yo iba por fases (del confinamiento) haciendo zapateos. Me gusta porque son técnicas que cojo lo mismo con unas chanclas, que con unos Martinelli, que con las botas de bailar. ¡Es que tengo que hacer algo!

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios