Cultura

El impresionismo de Courtauld se expone en la National Gallery

  • La muestra permancerá abierta hasta el 20 de enero y está compuesta por 40 obras

Una joven fotografía una de las imágenes expuestas en la National Gallery de Londres. Una joven fotografía una de las imágenes expuestas en la National Gallery de Londres.

Una joven fotografía una de las imágenes expuestas en la National Gallery de Londres.

La National Gallery de Londres inauguró ayer una muestra de arte impresionista centrada de la rica colección del museo londinense Courtauld, que constituye una "introducción clara y agradable" a esa corriente artística, según los organizadores.

"Courtauld Impressionists: From Manet to Cézanne", que estará abierta al público del 17 de septiembre al 20 de enero, permitirá contemplar unas obras que habrían quedado de otra forma ocultas a la vista del público durante el cierre temporal de la galería londinense Courtauld, que ha iniciado un proyecto de transformación.

La muestra pretende ser asimismo un homenaje por parte de la National Gallery al industrial y coleccionista de arte británico Samuel Courtauld (1876-1947), que fundó el museo que lleva su nombre en la década de 1930 y cedió parte de su colección de pinturas al morir.

Entre las obras mostradas destacan "El Palco" (1874) de Renoir, "Los jugadores de cartas" (de entre 1892 y 1896) de Cézanne, "Un bar del Folies-Bergère" (1882) de Manet y "Mujer con polvera" (1888-90), de Seurat.

"Es un honor poder contar en el museo con obras tan especiales como 'Un bar del Folies-Bergère'. En la National Gallery nos sentimos muy afortunados por ello", reconoció a Efe la comisaria Anne Robbins.

Según explicó la responsable de la exhibición, esta muestra "constituye una introducción clara y agradable al impresionismo y post impresionismo, dos de los movimientos más esenciales y queridos de la historia del arte".

"También es un homenaje a Samuel Courtauld, quien trabajó incansablemente para lograr una comprensión y apreciación adecuadas de la pintura moderna, con un enfoque único del arte", agregó la responsable de la exhibición.

La muestra, formada por cerca de 40 pinturas, se centra alrededor de las piezas cedidas por la Courtauld Gallery, que permanecerá cerrada por reformas durante al menos dos años, de acuerdo con un comunicado emitido por la institución.

Este museo, junto con el Courtauld Institute of Art, especializado en la historia del arte, alberga unas 530 pinturas y más de 26.000 dibujos y obras gráficas.

Algunas de sus obras más relevantes se encuentran ahora en esta exposición de la National Gallery, que está ordenada cronológicamente en doce secciones y traza el desarrollo de la pintura francesa moderna desde la década de 1860 hasta el siglo XX a través de artistas clave como Daumier, Manet, Renoir, Cézanne, Seurat y Bonnard.

"Durante los años 20, Samuel Courtauld desempeñó un papel pionero en el interés por el impresionismo en el Reino Unido. Su filantropía y visión se basaban en la creencia de que el arte es vital para el bienestar de la sociedad", declaró a los medios el director de la Courtauld Gallery, Ernst Vegelin van Claerbergen.

"En el museo seguimos teniendo muy presentes nuestros valores fundacionales y por ello consideramos que esta exposición es la mejor manera de continuar acercando el arte a la población", añadió.

En la presente exhibición se exponen obras pertenecientes a las dos colecciones de Courtauld: una privada, creada para su propio disfrute, y otra pública, cedida al Reino Unido.

El empresario reunió su amplia colección gracias a los beneficios que le reportaba su industria familiar, que llegó a ser la principal fábrica mundial de tejidos sintéticos.

Tras su paso por la principal pinacoteca londinense, según el director de la Courtauld Gallery, muchas de las obras se expondrán en diferentes museos, tanto dentro como fuera del Reino Unido, entre ellos Francia y Japón.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios