Óscar Mariné. Diseñador e ilustrador

“El diseño es lo menos frívolo del mundo”

  • El Premio Nacional de Diseño inaugura en la Escuela de Arte una nueva edición del ‘Phi Festival’

Óscar Mariné posa junto a algunos de sus carteles en el claustro de la Escuela de Arte de Jerez. Óscar Mariné posa junto a algunos de sus carteles en el claustro de la Escuela de Arte de Jerez.

Óscar Mariné posa junto a algunos de sus carteles en el claustro de la Escuela de Arte de Jerez. / Manuel Aranda (Jerez)

–Viene a la Escuela de Arte de Jerez, ¿cómo se puede motivar hoy a los alumnos en diseño?

–Bueno, los alumnos se ponen muy contentos cuando les cuento cosas. Es muy importante escuchar a los que han venido antes y han abierto camino. Les sigue gustando ver cosas porque es la misma profesión. El conocimiento es muy importante.

–Usted mismo asegura que la gente sigue sin entender lo que es el diseño gráfico, que es algo menor.

–Es un tema que hay pendiente y que forma parte de la educación, que el diseño y que el arte no sea muy reconocido en España cuando en el resto del mundo nos tienen como unos grandes creadores, pues lo que hacemos estupendamente los españoles es perder el tiempo en vez de aprovechar las cosas que tenemos... Tardaremos mucho tiempo en aprender otras cosas pero en arte y en cultura somos aventajados. Es una pena que esto no sea visto por la sociedad y por los políticos porque tenemos mucho recorrido. Llevo toda mi vida trabajando fuera de España y siempre nos reciben de maravilla. Hay muchos países donde mostrar lo que hacemos, nuestro buen hacer.

–¿Habría que incluir el diseño en los colegios desde Infantil?

–Eso es lo que aprendieron los alemanes y los ingleses y por eso son tan poderosos. Cuando ves a principios de siglo los que estudiaban, y que ahora además se celebra el aniversario de la Bauhaus (1919), y lo que estudiábamos los españoles, pues hay una gran diferencia. Ha pasado mucho tiempo y ya las distancias se tienen que acortar, tenemos que saber que somos muy poderosos, tenemos talento y estamos muy capacitados. Es tierra de artistas y eso los andaluces lo sabéis muy bien.

–Hay mucha afición a importar lo que se hace fuera.

–Pero si es que los españoles llevamos el arte dentro, si somos gente del Sur, de sol, llena de energía y de poderío. Eso lo tenemos ya, lo que tenemos que hacer es estudiarlo, ser gente culta y hay que avanzar en la cultura de este país. Ese es el verdadero poder, no estar todo el día peleándonos. Yo llevo toda la vida trabajando para ello, aportando. Y hasta mi último restaurante, que lo acabamos de abrir en Nueva York, he puesto la imagen de España que es lo que tenemos que vender todos juntos y no podemos estar peleando como niños malos de colegios, perdiendo en tiempo en vez de levantar este país, que es lo que hay que hacer. Es la suma de los talentos y los recursos de este país, aprovechar la gente que sabe y no decir que este es idiota o el otro gilipollas. Hay que apoyar la cultura de este país. No sé qué hay que hacer para despertarla. Podemos ser críticos pero no estúpidos.

–¿Qué le gustaría rediseñar?

–Se ha puesto muy de moda esa palabra pero el rediseño y el diseño es como pintar y repintar, no sé muy bien cuál es la diferencia. El asunto es que muchas veces se enmascara el rediseño con que el original no ha sido bueno. El diseño es algo muchísimo menos frívolo de lo que la gente imagina. Es lo menos frívolo del mundo, sirve para levantar industrias, mover culturas, ganar poder... Todo lo contrario a lo que la gente piensa que es efímero, superficial, que encarece los productos ... Es el valor de la inteligencia, de las cosas bien hechas. Cuando vemos un producto inglés, francés o alemán bien hecho y doblamos la rodilla cuando lo vemos, pues eso es el diseño no las tonterías que se hablan que confunden a la gente.

–Es comunicación.

–Es una palabra confusa en español. Diseño significa dibujar en italiano y todo el mundo entiende que cuando había que hacer una puerta de una muralla venía el señor que era el que la dibujaba y era el disegnatore. Esa palabra se ha convertido en algo menor.

–Y hablando de comunicación, ¿cómo se nutre hoy de las redes sociales?

–Pues lo mismo que sirvió para la novela la invención de la máquina de escribir. Antes ya había buenas novelas. La técnica avanza pero las ideas y la inteligencia del hombre está muy por encima todavía de muchas cosas. Es mucho más sofisticado una mano que muchísimos ordenadores.

–Próximos retos.

–Pues los próximos encargos. Yo trabajo en la calle y me llaman, me hacen un encargo y ese es el reto, quedar siempre por encima de las expectativas del cliente y hacer algo que sirva, que dure y que recorra el tiempo. Hay trabajos míos que están más frescos hoy que el día que se hicieron.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios