Cultura

La propiedad de los ensabanados de la Plaza Real los va a reclamar

  • Tras el silencio municipal ante sus requerimientos, acudirá a la vía judicial para recuperar las cabezas disecadas

La entidad propietaria de las cabezas de toros de Osborne que adornan las puertas principales de la Plaza Real -de los toros ensabanados en el cañón de la puerta grande y de los colorados en la de Sol- van a reclamar judicialmente al Ayuntamiento su devolución, después de que el consistorio ha dado la callada por respuesta a los dos requerimientos remitidos por "Castillo de Doña Blanca S.L.", entidad propietaria de las cabezas.

En 1996 el ganadero José Luis Osborne Domecq suscribió un contrato con el ayuntamiento de Hernán Díaz, por mediación del concejal Gutiérrez Perea, para exhibir las cabezas de los toros de Osborne de las famosas corridas de ensabanados y colorados. Previamente José Luis Osborne había cedido al Ayuntamiento para un solo acto las seis cabezas de los ensabanados, pero con muy buen criterio, se acordó la cesión permanente de las cabezas para ornato de la plaza.

La cesión gratuita está perfectamente documentada, según explicó José Luis Osborne García de Velasco, hijo de José Luis Osborne Domecq y administrador único de la sociedad propietaria de las doce cabezas disecadas.

En los últimos tiempos de la era de Independientes Portuenses, Hernán Díaz y Fernando Gago iniciaron conversaciones con la propiedad para asegurarse la adquisición de las cabezas y su exposición permanente en la plaza.

Con el nuevo Ayuntamiento, la propiedad ha intentado que se siga tratando el tema pero ha obtenido la callada por respuesta, pese a los reiterados intentos a través de los concejales responsables. Tras solicitar, esta vez por escrito, infructuosamente, una reunión con el alcalde, sin contestación y en uso de lo estipulado en el contrato, requirió la propiedad la devolución de las cabezas el pasado cuatro de agosto.

Expirado el plazo sin ninguna respuesta municipal, ni la devolución de las doce cabezas, José Luis Osborne García de Velasco ha anunciado que va a emprender acciones judiciales para la devolución de las piezas.

Según la propiedad, por su valor material, histórico y de conjunto, el precio estimativo de cada cabeza estaría en torno a los 3.000 Euros. La corrida de los ensabanados la lidió Camino, Galloso y Ojeda en un punto de inflexión en su carrera. Hoy las cabezas, de cara al público, forman parte del contenido ambiental e histórico de la Plaza Real.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios