Historia

“Tenemos pudor a la hora de hablar con corazón de España”

  • El catedrático y jesuita Fernando García de Cortázar presenta en el Obispado ‘Viaje al corazón de España’, un recorrido con pasión por cada provincia del país

Conferencia ayer de Fernando García de Cortázar en el Obispado. Conferencia ayer de Fernando García de Cortázar en el Obispado.

Conferencia ayer de Fernando García de Cortázar en el Obispado. / Vanesa Lobo (Jerez)

“Pregunta lo que quieras, soy todoterreno”. Claro y a la espera de que lo tuteen, Fernando García de Cortázar (Bilbao, 1942) visitó (de nuevo) este miércoles Jerez para disertar en el Obispado sobre su último libro, ‘Viaje al corazón de España’ (Miscelánea), en una cita organizada por la Asociación Católica de Propagandistas.

Catedrático de Historia Contemporánea en Deusto, sacerdote jesuita, es autor de decenas de obras como ‘Pequeña Historia del Mundo’ o ‘Breve Historia de España’ cuya traslación televisiva fue la sobresaliente ‘Memoria de España’. Es además Premio Nacional de Historia (2008). Ahora, con su nuevo título, ha recorrido cada provincia española con la pasión que le caracteriza por este país.

Una gira intensa de presentaciones del libro, “sí, la verdad, –confiesa– estoy siendo reclamado por muchas asociaciones católicas de propagandistas de distintas zonas de España. Además porque el libro entiendo que en este momento es muy importante. La gente está agradeciendo esta visión de España en positivo, en estos momentos duros por la impugnación de España desde Cataluña, por primera vez en la historia”.

“Un corazón de España (como hace referencia en el título) que está fuerte pero es sensible, y por esto último está dolido por lo que está pasando. Es un viaje desde la razón y desde el sentimiento y el título también implica eso. Nos ha faltado no sólo dar razones de la existencia de nuestra gran nación, sino también aportar los sentimientos para que sean más consistentes y vividas nuestras razones”.

Asegura que en eso, otros nacionalismosno tienen ese pudor que nosotros a veces experimentamos a la hora de hablar con corazón de España”.

Por ello, ‘Viaje al corazón de España’ (que va ya por la cuarta edición) hace un recorrido por todas las provincias españolas a través del cual el autor transmite las emociones que ha sentido en contactos con las regiones, “porque hay una cosa clara que se dice ya desde el comienzo del libro, y es que la conciencia de patria que a veces se resiente en España, la conciencia nacional, hay que educarla desde la infancia. A mí me han servido los viajes porque mis padres nos hicieron ver lo bella que es España y que la teníamos que amar más allá de nuestra patria chica que es Bilbao”.

Un libro que, subraya, es también “un instrumento en ese sentido de combate a los nacionalismos tan agresivos que existen en España y en concreto contra el nacionalismo catalán”. A este respecto recuerda que ha habido “distintas ideas de España que tristemente se han enfrentado a lo largo de los años, pero en ninguna de éstas se decía que no existía España. En cambio, estamos ahora en un momento triste. Si queremos a España tenemos que defenderla con argumentos, que tenemos muchos, y con el corazón”.

García de Cortázar dice que en esta defensa de España, “también tenemos el patriotismo cultural. Ya a principios del siglo XX, los hombres de la Generación del 98, del 27... pensaban que había que defender el país no sólo porque nos garantizaba el estado del bienestar, sino también porque España es la cuna de movimientos de realidades de ciudades culturales bellísimas, y de las grandes teorizaciones sobre la libertad y los derechos humanos, por ejemplo, desde el siglo XVI con la Escuela de Salamanca. España es la patria de Velázquez, Unamuno, Antonio Machado, Juan Ramón Jiménez, etc. Debemos tener un sano orgullo de ello”.

Apunta Cortázar que nuestro país, “es rico en manifestaciones culturales y cuya historia ha influido muchísimo en la de la humanidad. Ciertamente Europa y el mundo serían distintos sin la aportación de España”.

Reconoce, “sin ser falsete”, que conoce “todas y cada una de las provincias españolas” por eso de que no se le queda nada fuera, “y lo demuestro en el libro con mis aportaciones personales. Y tengo dos aspectos que destacaría, algo que pocos o ningún historiador tiene, y es que yo he dirigido el colegio mayor de España, el de Deusto, en los 80, donde estaba representado casi todo el país. Es decir, he conocido el paisaje y el paisanaje con mis viajes y a través de mis alumnos. Y otra razón es que yo he casado a 510 parejas, que representan a todas las ciudades españolas, que he visto a través de los ojos de emoción y enamoramiento de los contrayentes. Éste no es un libro de viajes, va más allá. Es un libro de literatura, de historias, de pensamiento en el que transcurren 60 años de mi vida que le dan a las ciudades distintas tonalidades a lo largo de los años, en una edición bellísima”.

Y ya que está en la provincia de Cádiz, que conoce bien, dijo ayer que le emociona de siempre lo que ha significado para la historia. “Alguien dijo que nadie entra dos veces en la historia, y Cádiz ha entrado varias”. Y en Jerez ha casado a alumnos y en El Puerto ha veraneado.

A la vista tiene un nuevo libro, y aunque reconoce que a los editores no les gusta que se diga, “voy a insistir en esta línea y mi próximo título será como un manual de lo que es España y qué cosas hay que saber para sentirse español”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios