Cultura

"El rock también mueve la economía"

  • Monkey Week, el festival escaparate de música independiente, llenará los hoteles de El Puerto y parte de la Bahía durante el puente de octubre · Habrá actuaciones en bares, clubes, calles y plazas

Monkey Week, el festival de música independiente creado por Enrique Bunbury, Paco Loco y La Mota Ediciones, llenará los hoteles de El Puerto y extenderá su influjo al resto de la Bahía durante el puente del 9 al 12 de octubre. El escaparate y punto de encuentro de la escena rock, que ofrecerá un centenar de conciertos, sesiones gratuitas de día, recitales nocturnos y jornadas técnicas alrededor de la industria discográfica, recibió ayer la bendición pública de las administraciones, señal inequívoca de la intención de convertir el festival en cita anual y en referente cultural y turístico. Ayuntamiento, Diputación y Junta de Andalucía escenificaron en el teatro Pedro Muñoz Seca su apoyo a la iniciativa. "A partir de ahora, El Puerto sonará a rock en octubre, igual que huele a Feria en mayo, sale a la calle el Carnaval en febrero o reina el teatro en agosto", auguró el alcalde, Enrique Moresco.

Moresco cerró el acto de presentación de Monkey Week subrayando que "el rock también crea negocios y mueve la economía". En sintonía, y que sirva de precedente, con el director del Instituto Andaluz de la Juventud, Raúl Perales, quien abría la rueda con una sentencia: "En tiempos de crisis se antoja más necesaria la cooperación". "El festival será ecléctico, una radiografía de la música independiente, El Puerto será la capital de la música independiente, una Feria, un hervidero de conocimiento, las bandas obtendrán promoción y se analizará el sector a través de jornadas y talleres. Y aprovecharemos para celebrar la final del certamen de pop y rock de Andalucía", adelantó.

No tuvo más que agradecer el respaldo institucional César Guisado, de La Mota Ediciones, el colectivo portuense organizador de Freek Fest que ha dado el paso adelante. Desgranó el promotor la estructura de la programación, e incidió en las jornadas profesionales en las que reconocidos expertos nacionales e internacionales abordarán cuestiones en torno a los desafíos que encuentra el sector musical en etapa tan convulsa: producción de eventos, nuevos formatos, educación musical, autogestión, el futuro inmediato. Respecto a los conciertos, de día se consagrarán a los nuevos valores y por las noches colmarán cuatro carteles de relumbrón. Figuras como Wire, Tokyo Sex Destruction, Los Coronas, Paco Loco, Ledatres, Howe Gelb, Josh Rouse, Kitty, Daisy & Lewis, The A Bones, Alondra Bentley, Muni Camón o Nacho Vegas, entre otros muchos. Habrá música en directo en bares y clubes, en la plaza del Castillo, en el Monasterio y en Puerto Sherry, amén del Pedro Muñoz Seca. Asistían ayer a la rueda de prensa representantes de numerosos locales adheridos, que son: El Barsito, El Loco de la Ribera, Milwaukee, La Pontona, La Cristalera, El Niño Perdido, El Burladero, Mucho Teatro, El Arriate y El Gramófono. Paradojas del silencio, en algunos locales mencionados no se permite la música en directo durante el resto del año, ocurre en El Puerto y en Cádiz, por mor de normas urbanísticas y ordenanzas susceptibles de un cambio consensuado en ciernes. "Será un concepto distinto de festival, queremos que El Puerto se empape de música en una fiesta abierta y en punto de encuentro anual que sirva para buscar caminos nuevos, soluciones a los problemas actuales del sector".

"Lo difícil ya está hecho, ahora toca disfrutar de los días que vienen", expresó Rafael Navas, director de Diario de Cádiz. "Es un honor colaborar con la iniciativa y aportar algo por la cultura y la promoción de El Puerto, así como una responsabilidad y una obligación, afrontamos la misión de difundir Monkey Week por Andalucía a través de los diarios del Grupo Joly, realizaremos el despliegue que se merece el acontecimiento".

De la expectación originada por el festival en todo el país tiene constancia el subdirector de Artes Escénicas de la Junta, Antonio Navarra, quien elogió el "ambicioso y pionero proyecto", y abogó por aprovechar las conclusiones del análisis acerca de la industria musical para "reactivar el mercado".

La visión y la valentía de los organizadores mereció un comentario de la diputada provincial de Cultura, Ana Mosquera, que se mostró convencida del éxito del festival, pues "de los buenos comienzos salen buenas esperanzas", y ensalzó la figura de los hermanos Guisado y Tali Carreto, cuyo trabajo incansable ha dado frutos. "Nos vemos en El Puerto", rubricó Mosquera. "La ocasión merece la pena", terció el alcalde portuense, Enrique Moresco, quien desveló que tiempo atrás recibió un proyecto del mismo Enrique Bunbury, el músico aragonés afincado en El Puerto, que "no encontró financiación". Recordó que apoya al Freek Fest desde que era edil de Cultura, pero "este festival significa un paso determinante, un salto enorme, cualitativo y cuantitativo, que me entusiasmó desde el principio".

"Volcado en el primer escaparate de la música independiente, que será un referente andaluz y nacional", el alcalde valoró "el riesgo de un proyecto culminado con esfuerzo, trabajo y cariño, mucho más que un festival de rock, espacio de debate de gran potencialidad cultural, sin olvidar su aportación al turismo". Enfatizó sobre la presencia de treinta empresas relacionadas con la música, "míticos sellos discográficos, emisoras de radio punteras y músicos por toda la ciudad. La cultura tiene que salir a la calle. Ojalá que no llueva, habrá que poner velas donde sea". Y ahí fue donde apuntó que el rock también mueve la economía y que octubre sonará a rock en El Puerto. "Las previsiones de ocupación hotelera son extraordinarias", remarcó. Y asumió la continuidad del festival aun sugiriendo otras fechas para años venideros. "El puente de octubre tiene sus pros y sus contras.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios