Cultura

El tarifeño Pérez Villalta invita a conocer de cerca sus obras

  • El pintor inaugura una exposición en la galería Espacio Arte Tarifa, hasta el próximo 10 de agosto

Una pintura con cascada y caracol, de Pérez Villalta. Una pintura con cascada y caracol, de Pérez Villalta.

Una pintura con cascada y caracol, de Pérez Villalta.

Las obras del tarifeño Guillermo Pérez Villalta pueden verse en la galería Espacio Arte Tarifa -en la calle Guzmán el Bueno- hasta el 10 de agosto. La muestra se llama Paisajes de la Imaginación y consta de dos series.

El polifacético artista es uno de los más consagrados del panorama creativo español de hoy día y uno de los pintores más representativos del posmodernismo. Siempre está dispuesto a explorar nuevos campos y reivindicar el dibujo.

Pérez Villalta estudió Arquitectura pero siempre quiso ser pintor, por ello, en una parte notable de su obra, hay una impronta de geometría, matemáticas y dibujo que le permite ejecutar sus cuadros desde unas bases organizadas racionalmente. Comenzó a exponer en 1972 en la galería Amadís, donde se forjó la llamada Nueva Figuración Madrileña de la que fue una de sus principales figuras.

En 1979 obtuvo una beca de la Fundación Juan March, en 1985 le fue concedida la Medalla de Andalucía, en 1994 el Premio de Artes Plásticas de Andalucía y en el 2006 fue premiado con la Medalla de Oro de las Bellas Artes, convirtiéndose en uno de los pintores españoles más reconocidos. Su pintura, ajena a las modas, ha evolucionado hacia un hieratismo ornamental de fuerte carga simbólica. Ha realizado decoraciones murales y diseñado muebles, joyas y edificios.

El Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía posee varias obras suyas aunque actualmente solo expone su Escena. Personajes a la salida de un concierto de rock, de 1979, en la Sala 001.09 dedicada a la llamada movida madrileña. El Museo de Arte Contemporáneo del Ayuntamiento de Madrid también posee una obra de 1998, el lienzo al temple Dos mundos.

Defensor de la belleza y del placer, Pérez Villalta es un creador infatigable, arquitecto, pintor, escultor, inventor y gran pensador. Su obra pictórica, sin embargo, resulta de una gran tranquilidad, armonía y fragilidad. Su arte refleja las escenas de un instante mágico. Adentrarse en una obra de Pérez Villalta de su mano es como ingresar en otra dimensión, un mundo en el que gobierna la fantasía y donde cada detalle, hasta el más mínimo, está cargado de intención y significado.

La dimensión de este artista se pudo ver en la muestra que presentó en el Centro de Arte Contemporáneo (CAC) de Málaga de junio a octubre de 2011 bajo el título de La metamorfosis y otras mitologías. Allí, y a través de los trabajos preparatorios para sus cuadros, se comprueba la elaboración de su obra.

Sus últimas exposiciones denotan cierto regusto por una mirada hacia corrientes surrealistas. Sin embargo su pintura es singular. A pesar de las diferencias que se puedan apreciar en sus diferentes etapas y de las múltiples referencias a otros artistas, ha conseguido lo más difícil, crear un estilo propio, a menudo inconfundible. Una espléndida mezcla de figuración y mundos imaginados. Su obra se ha adentrado en diferentes temas y conceptos, pero mantiene la presencia de algunos elementos, construcciones, mitología… la perspectiva, la geometría. Las huellas de sus paseos por la historia del arte, sus referencias a otros artistas, Morandi, De Chirico, Dalí… Y, siempre, la imaginación.

Por otra parte, el consejero de Cultura de la Junta de Andalucía, Miguel Ángel Vázquez, se ha mostrado interesado durante la visita días atrás al Ayuntamiento de Tarifa por recuperar la Casa Museo Guillermo Pérez Villalta. Recuperar esta idea ha sido objetivo del gobierno municipal, que espera el apoyo de la Junta de Andalucía también aquí, contando con la trascendencia y universalidad del pintor y artífice Pérez Villalta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios