Cultura

La transición a la democracia abre las Jornadas de Historia

  • La cita, que se celebra en el Consejo hasta el día 1, continúa hoy con Diego Caro Cancela

Un instante de la conferencia ayer de Álvaro Soto Carmona. Un instante de la conferencia ayer de Álvaro Soto Carmona.

Un instante de la conferencia ayer de Álvaro Soto Carmona. / pascual

'la Transición: sociedad, economía y transformación urbana' es el tema de las XXIV Jornadas de Historia de Jerez que se celebran desde ayer y hasta el 1 de junio en el Consejo Regulador, organizadas por el Centro de Estudios Históricos Jerezanos y el Centro del Profesorado de Jerez, con la colaboración del Ayuntamiento de Jerez, el Consejo Regulador y Diario de Jerez. Las Jornadas comenzaron con la conferencia de Álvaro Soto Carmona, de la Universidad Autónoma de Madrid, quien disertó sobre 'La Transición a la democracia en España: 1975-1982'.

Las transiciones son procesos de naturaleza política, en los que se manifiesta un conflicto de intereses, que suele ser resuelto por acuerdos entre las élites políticas, provenientes del régimen autoritario, y la oposición al mismo. "En el caso español existió dicho acuerdo, forzado por la sociedad civil. La sociedad civil, hasta las elecciones de junio de 1977, fue la auténtica protagonista del proceso. Los medios a través de las cuales la sociedad civil condicionó el proceso fueron la movilización y el voto. Ambas formas de presión y opinión obligaron a los actores políticos y sociales a variar su discurso y a adaptarse, no sólo a aquello que la sociedad demandaba, sino también a la puesta en práctica de un método que no implicase la ruptura con el pasado más inmediato. Aquellos actores que optaron por mantener sus postulados por encima de la sociedad civil cayeron en la marginalidad o simplemente desaparecieron", apuntó Soto. "La transición española -añadió- no estuvo previamente diseñada y durante la misma se dieron fuertes dosis de improvisación, que generaron incertidumbres finalmente resueltas a finales de 1982. No debemos de olvidar que todo el periodo de transición estuvo condicionado por tres hechos, que ponen de manifiesto la dificultad del proceso, a la vez que confiere a la transición española señas de identidad propia. En primer lugar, la crisis económica fue una constante. En segundo lugar, la movilización social y la conflictividad laboral fueron muy intensas. Esta última especialmente entre 1976 y 1979. En tercer lugar, la violencia política estuvo presente durante todo el proceso.

Hoy está prevista la conferencia de Diego Caro Cancela, de la Universidad de Cádiz, sobre 'La Transición en Jerez: aspectos políticos y sociales'. Las conferencias continuarán el día 30 con la charla de Enrique Montañés Primicia, de la Universidad de Cádiz, sobre 'Crisis económica y Transición Política'.

El jueves será el turno de José Manuel Aladro Prieto, de la Universidad de Sevilla, quien hablará sobre 'Jerez, Transición y transformación urbana. Del urbanismo expansivo al nacimiento de la conciencia patrimonial'. Todas las conferencias darán comienzo a las 19.30 horas.

Las jornadas concluirán el viernes, día 1 de junio, con una mesa redonda coordinada por Maribel del Valle sobre 'Proyectos, ilusiones y realidad: la Transición en Jerez'. En la misma participarán María Dolores Rodríguez, Francisco Reinoso, Julián Gutiérrez y José María Gaitero. Todos ellos jugaron un activo papel en la enseñanza, movimientos vecinales, política o movimientos sindicales de la Transición española en la ciudad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios