Cultura

La verdad de Villaescusa y Pepe Baena

  • Los pintores gaditanos inauguran este viernes 'Troppo Vero' en el Centro de Santa Catalina de Conil

Obra de Pepe Baena en la que dibuja a su hermana junto a su perro. Obra de Pepe Baena en la que dibuja a su hermana junto a su perro.

Obra de Pepe Baena en la que dibuja a su hermana junto a su perro.

Demasiado Verdad, le dijo el Papa Inocencio X a Diego Velázquez cuando vio el retrato que le hizo. Demasiada verdad, como la que cuentan de sus propias vidas y a través de su propio arte Pepe Baena y Fermín Villaescusa, que este viernes inauguran en el Centro Cultural Santa Catalina de Conil la exposición Troppo Vero.

"Nos gusta mucho esta frase porque es justo lo que hacemos o queremos hacer: pintar la verdad", dice Pepe Baena de esta muestra articulada en dos ambientes, el que propone cada uno con sus quince piezas y con sus vivencias. Así, mientras el pintor jerezano Fermín Villaescusa recrae ambientes familiares, con retratos de personas tan cercanas y amadas como su madre y su hijo, además de detenerse en los paisajes costeros que dibujan nuestra costa de Conil a Cádiz, Pepe Baena se centra en bodegones y escenas de su vida cotidiana. "Llevo bodegones muy conileños como borriquetes, urtas o cazón", explica este creador de bodegones tan particulares y frescos como el pescaíto de la tierra. También se centra Baena en el retrato de sus allegados, a los que pinta en una pose tan natural como la vida misma. Como cuando uno mira el móvil mientras se toma un descanso, uno de sus hijos duerme una plácida siesta, su hermana descansa junto a su perro o su mujer cena con su abuela y sus tres hijos. Escenas costumbristas que ambos recogen desde su particular figurativismo, entre la inmensa naturalidad que desprende Pepe Baena, pasando por el dominio técnico de Villaescusa, cuyas obras parecen fotografías.

Representa escenas de sus vidas cotidianas, ambientes familiares y bodegones gaditanos

Esta muestra nace de las ganas de ambos pintores -que también son amigos- de exponer su obra de forma conjunta. De hecho, tras confluir con su trabajo en el encuentro de artistas Gralles Experience que tuvo lugar en el Baix Penedés (entre Barcelona y Tarragona), ahora exponen por primera vez de la mano y en su tierra.

Un trabajo del que hablarán con su público los sábados, de 19.00 a 22.00, además de otros días sueltos a lo largo de la semana. Porque si algo tienen claro es que "nos gusta mucho el trato con la gente, ver y saber qué opinan de nuestras obras". Saber cómo se enfrentan a su verdad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios