Análisis

Manuel sotelino

La Agrupación 'San Juan'

El pasado sábado, en la iglesia conventual de San Francisco, la agrupación musical 'San Juan' celebraba sus cuarenta años de vida, de música tras los pasos de misterio. Una asociación que nació a las faldas de la hermandad del Amor.

Ayer, también sábado, una algarabía de tambores se dejaban notar por los alrededores de San Francisco de nuevo. Era mediodía y por la plaza del Arenal venía la agrupación perfectamente montada. El pecho fuera de los músicos y la media sonrisa. No todos los días una agrupación musical cofrade cumple cuatro décadas de notas, de marchas y de cansancio también tras los misterios. Sonaba a la entrada de la iglesia 'La Saeta', que es como el himno de los músicos de las agrupaciones. Una marcha imperecedera que nunca pasará de moda. Y así fue como salió la chispa que ahora me ha impulsado a escribir esta 'crestería'. En definitiva un homenaje a los que fueron, a los que están ahora, y a los que vendrán.

Cofrades, sin duda. Porque un músico que se tira más de doce horas de pie, con un instrumento que generalmente pesa un quintal, detrás de un canasto, no tiene más remedio que ser cofrade. Gustarle este mundo de las bandas y de la música.

En estos cuarenta años habrá habido de todo un poco. Momentos para la historia, llanto, gloria, problemas y muchas horas de ensayo. Hasta llegar al óptimo nivel que hoy en día desprende esta agrupación musical que tiene cofradías casi todos los días de la Semana Santa y, el día que no sale, es porque se toman un merecido descanso.

En una ciudad como Jerez, en la que siempre se ha apostado por bandas de fuera en lugar de lo nuestro, que una agrupación musical haya resistido años durante tantos años, es casi un milagro. Ya sabe que si es de fuera es mejor. San Juan siempre fue la banda del Amor. Así como el Amor siempre recordará a San Juan. Y por eso ahora ha vuelto a su casa para acompañar al Cautivo.

Desde esta columna semanal queremos darle la enhorabuena a estos músicos con casaca. A estos locos de la música, de los metales y de los parches. A estos jerezanos que desde hace cuarenta años, con su buen hacer, han propiciado que los pasos hayan ido elegantes y con buen son.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios