Resulta incompresible que en una ciudad como Jerez no haya más puntos donde coger el tren que en la estación. Ahora bien, la oportunidad se perdió cuando se ejecutó un proyecto tan acertado como necesario que era integrar el tren en la ciudad elevando sus vías. Aquel fue el momento de construir el apeadero de la zona norte, el de Ifeca o el de la zona sur que ahora se demanda y que el Ministerio de Fomento parece que quiere retomar, aunque aún sobre la mesa ni haya un boceto, ni un compromiso presupuestario y ni una ubicación precisa. Más vale tarde que se retome esta idea pero otras ciudades como Cádiz supieron presionar o aprovechar su momento pues desde hace años tiene, además de su estación principal, cuatro paradas más, algunas de ellas sin apenas demanda (por cierto) cuando se ejecutó el soterramiento de las vías. Unos nuevos apeaderos contribuirán a ser aún más accesible y atractivo un sistema de transportes tan útil como es la red de Cercanías.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios