Análisis

helena arriaza

Apuesta fallida al póker

PÓKER de Reinas es una de las apuestas veraniegas de Canal Sur. El programa que se emite los lunes por la noche se vende a través de la web de la cadena pública andaluza como "un programa de entretenimiento y humor diferente". Aseguran que es diferente porque en vez de una tienen cuatro presentadoras. Pero si hay un motivo por el que esto marca la diferencia es porque se trata de algo antiguo que ya no se lleva en televisión. Es una pena que este espacio sea uno más que añadir a la lista de los infumables de Canal Sur.

Ana, Tere, Rocío y Alejandra, las cuatro presentadoras, ponen todo de su parte para que el espacio marche bien. Son cuatro mujeres fantásticas en su ámbito teatral. Demostraron ser unas grandes representantes de Cádiz en el pregón del Carnaval. Pero la televisión no es su sitio. A veces las cadenas se empeñan en ofrecer el puesto de presentador a personas que nada tienen que ver con esta función. El hecho de que sean cuatro grandes cómicas no va ligado a que sean buenas presentadoras. Esto ocurre en pocos casos como el de Manu Sánchez. Como es lógico se muestran nerviosas y encorsetadas, algo que no ayuda al buen ritmo del espacio. Pero este no es el principal problema del formato. El mayor inconveniente es el de siempre en Canal Sur, la nula innovación. No hay ningún aspecto en el que la pública andaluza haya arriesgado. Un plató antiguo, entrevistas anticuadas a protagonistas un tanto rancios y un público de los de los programas de antes.

Lo único que hay que agradecer es que Canal Sur haya apostado por un programa de humor hecho por mujeres. Pero se podrían fijar en Las que faltaban, el programa de este género de Movistar+, hecho por y para mujeres presentado por Thais Villas. En este caso sí hay innovación, buen ritmo, videos cuidados, un plató original y buena música en directo. Pero claro, no se le pueden pedir peras al olmo. Porque lo de Canal Sur no tiene arreglo. Y menos en verano. Vale que la época estival es difícil para la televisión. En la mayoría de cadenas la calidad baja ya que la audiencia es menor y no merece la pena invertir tanto. Pero en la autonómica andaluza la bajada es tremenda. El servicio público brilla por su ausencia. Tan solo se salvan Andalucía Directo y las reposiciones de Salud al Día. El primero al menos da espacio a los andaluces. El segundo, aunque sean reposiciones, merece la pena verlas porque cumple la verdadera función de servicio público y divulgación que deberían cumplir todos los programas de una cadena como esta.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios