Ayer corrí mi primera carrera popular. Fuera popular o no, era mi primera carrera junto a numerosos profesionales del running. Cuando llegué a apuntarme y me vi al personal casi hago el Michael Jackson, doy pasitos hacia atrás de baile y tiro para casa sin que nadie se percate. Pero, ¿qué dices? Me cuestionó otra parte de mi cabeza. Dale, apúntate ya y déjate de rollo. Total, que me inscribí y me dieron el dorsal 477. Ahí yo, to valiente, que aunque hago otras disciplinas deportivas no soy asidua al running. Resultado, no quedé la última y, aunque así hubiera sido, lo importante (aunque suene muy manido pero es verdad) era participar. Y es que tenía en mi corazón dos buenas causas: colaborar con los fines benéficos de dicha III Carrera de El Pilar-Marianistas por Mombasa (Kenia) y superar el reto de correr esos cinco kilómetros. Así que llegué a la meta, corriendo, muy contenta de haber cumplido ambos objetivos y pensando ya en cuál será la siguiente carrera popular a la que me apunto. Esto engancha.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios