Comienza esta semana el singular camino que nos llevará a los pies de la Madre de Dios, la que habita en el Rocío y que ya espera con impaciencia a sus miles de devotos que vendrán desde lugares diversos.

Para Jerez, ciudad rociera donde las haya, también comienza este nuevo camino que nos adentrará en el misterio del Coto, donde todo se paraliza y la madre naturaleza se presenta con todo su esplendor.

Dicen que será una peregrinación con mucha calor. Todo lo hace prever de esta guisa, pero también es cierto que los designios de la Santísima Virgen siempre sorprenden. Podrán llegar las altas temperaturas, pero no podrá con el fervor de los muchos jerezanos que empeñan hasta las pestañas para tenerlo todo preparado de cara a esas tres jornadas que saben a gloria bendita. Bajo el abrigo de la sombra de los pinos al olor del poleo y el romero.

Romería y cofrades porque hace ya bastantes años que parece que no se entiende ser un buen cofrade si no se es rociero. Es una forma adoptada por cientos de cofrades que llevan años formando parte de la nómina de rocieros que ven el sueño cumplido cuando llegan a Manecorro y dan el salto hasta la aldea.

Las calles Muñoz y Pavón o Bellavista se poblarán de cañeros y de alegría que irá precedida por el ambiente cofrade. Me cuentan que antiguamente no era así. Que los cofrades caminaban en paralelo a las costumbres más netamente rocieras. Pero qué duda cabe que todo cambia y en el mundo cofrade, con esa especie de hiperactividad en la que vive envuelto desde hace ya al menos dos décadas, no cabe otra cosa que internarse en el Coto de Doñana para ir mirando hacia la Reina de las Marismas. La que habita en el Rocío. La que este año llevara, si cabe, un trocito más grande de esta bendita ciudad que ha manifestado su fervor hacia Ella en las manos de Calderón. Faltan apenas unas horas. Y aunque uno sea cofrade y de momento no se considere rociero, no tengo más remedio que decir con el corazón ya puesto en las 'roás' que viva la Virgen del Rocío y que viva la Madre de Dios.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios