Análisis

Domingo Díaz

Cortar cabezas diferentes

No hace falta mirar a nadie por encima del hombro. Nadie es superior a nadie. La gente mayor tiene unos conocimientos superiores a los de los jóvenes, sí. Me encanta escuchar las historias que narran mis mayores, porque de todos y con todos se aprende. No obstante, hay una cosa que últimamente observo y me molesta, porque le ocurre también a mis compañeros y amigos: quieren darnos lecciones como si no pensáramos. Ojo: somos jóvenes, pero no tontos. El otro día me presentaron a Jesús Benítez, colaborador de esta casa, y conocedor del mundo del motor como nadie. Desde el principio me cedió un hueco, habló conmigo sin sentirse superior en ningún momento -aún siéndolo- e incluso me pidió consejo en un momento puntual. Espectacular. Mi sensación entonces contrastaba con la que tenía en días anteriores, la cual he explicado antes. Y es que a algunos les gustaría cortar cabezas para que todos fuéramos iguales. Con los bonito que es ser diferentes y poder aprender de otros.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios