Análisis

Manuel Moure

Cuidar el potencial de la navidad

El potencial de la Navidad de Jerez es enorme. Ayer mismo se pudo ver el centro absolutamente abarrotado. Muchas de las personas que paseaban por las calles no eran de la ciudad. Venían de fuera con el objetivo de disfrutar de esa forma que tiene la tierra de anunciar la Navidad con semanas de adelanto. Es, sin duda, un bien a potenciar, pero también a cuidar. En el preciso momento en que empecemos a colocar tablaos en los que se ofrezcan 'conciertos' de villancicos y la gente no pueda interactuar empezaremos a cavar la fosa de esta celebración y sólo hará falta tiempo para arrojar dentro el cadáver de lo que puso ser y jamás fue. Hay que cuidar los orígenes, mimar la esencia, para que no se pierda, para que se mantenga. Al igual que el flamenco es el flamenco y el flamenquito es el flamenquito, una zambomba jamás podrá basarse en una multitud mirando a cinco personas cantando. Eso, ni es zambomba ni es nada. Tan sólo es una especie de espectáculo. Para eso ya tenemos a nuestro querido Villamarta que nos trae lo mejor de lo mejor. No caigamos en el error. Toquen las palmas al menos.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios