Análisis

Manuel sotelino

Enfermo de cofradías

Pues ya estamos aquí con las fuerzas renovadas tras unos días de descanso merecido una vez finalizado un curso cofrade que ha sido no apto para cardiacos.

Unos días en los que he intentado pensar en cualquier otra cosa que no fuese unos faldones, un incensario, un altar de cultos o un itinerario con más o menos vueltas para llegar al mismo sitio. Pero fíjese usted, querido lector que se regocija de nuevo al ver 'La Crestería' en las páginas cofrades de este periódico, que he de reconocer que no ha habido ni un solo día en el que no haya silbado el trío de la marcha 'Pasa la Virgen Macarena'. No he arrancado ninguna hoja del calendario sin que me haya acordado de la Soledad y del Descendimiento cuando cruzo por la Porvera. Ni tampoco ha habido jornada en la que, paseando por la ciudad intramuros, no me hayan venido estampas del Lunes, Martes, Miércoles o del Jueves Santo. Soy un enfermo de cofradías. Lo reconozco públicamente. No lo puedo remediar. Es algo crónico.

Eso sí, un enfermo de cofradías pero con las ideas claras y bien ordenadas. Ya se sabe que quod natura non dat, Salmantica non praestat. Yo no me reconozco en esta frase. Cofrade pero no panoli. Que, dicho sea de paso, somos muchos los inteligentes, a pesar de que se nos tilde por nuestras actuaciones como tontos de... Así que, por todo esto, en este curso que se inicia ahora, volveremos con la información lo más novedosa posible -dependerá de las famosas fuentes y de las ganas de largar- y también de la divulgación de actos y cultos en nuestros breves. Y la opinión. Que no faltará porque forma parte del oficio del periodista. Analizar la actualidad, destriparla y crear un debate sano. Porque uno tiene su criterio y porque Salamanca me lo prestó en su día. Por todo esto y por algunas razones más, seguiremos informando y opinando de la ciudad del Tormes y de lo que sea. A no ser que la dirección indique otra cosa que, ahora que lo pienso bien, no lo creo que ocurra. Para desánimo de algunos.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios