Análisis

david puerto román @DavidPuertoR

GORDO DE NAVIDAD

Esta Navidad que acabamos de pasar ha sido distinta. Pero no exactamente por la pandemia. Unos cuantos como yo hemos estado más pendiente de los mensajes de whatsapp, de las llamadas o de alguna que otra comunicación, que de otra cosa. Una Navidad fraterna. Con todos los amigos unidos por una misma causa. Olvidando las diferencias y con un aspecto en común. Rezar. El poder de la oración ha vuelto a demostrar que aparece cuando más falta hace. Porque ha sido una Navidad de acordarse mucho de Dios y de su Santísima Madre, ya sea de la advocación que cada uno profese. Una Navidad con insomnio en algunas noches. Unas fiestas en la que hemos llorado. De nerviosismo. De alegría. Porque esta Navidad la vida ha vuelto a poner a prueba el significado puro de la amistad. Y esta vida nos ha vuelto a enseñar que el verdadero significado de todo es amar. Tal y como Cristo - que nació hace unos días - vino a enseñarnos. Amar a tu familia, a tus amigos, al mundo que nos rodea. Por eso, el mejor regalo de Reyes para mucho ha sido este bendito milagro de Navidad. De pasar de la nada al todo. Por fuerza, lucha, coraje y oración. Todos a una. Siguiendo qué pasaba en el hospital. Mirando el móvil por si había novedades. Pendientes de que ella, Nuria, nos fuera informando. Demostrándote en todo momento un amor sin límites. De grupos de mensajes en los que apoyarse los amigos. Y de euforia, alegría y emoción descontrolada cuando todo volvió a ser, sin que los médicos pudieran explicárselo. Porque la llamada desesperada a Dios, a través de la oración, de tanta gente que te quiere, pudo obrar el milagro. Porque sabemos que eres fuerte y que tu familia, tu futura mujer, tu niña, tu gente de Barbadillo, tu KKK, tus Ultras de las Viñas y tantos amigos y conocidos que tienes hemos estado contigo en todo momento. Y tú, amigo, eres nuestro mejor regalo de Reyes. Porque aquel día de la Lotería, querido Luismi, solo Dios sabía que para siempre te ibas a quedar como el verdadero Gordo de Navidad.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios