La alcaldesa, Mamen Sánchez, en la entrevista que concedió a este periódico a final del pasado año, lo dejó entrever: habrá confrontación con la 'nueva' Junta de Andalucía. La regidora señaló que no permitirá que se pierda "ni un euro" para Jerez, una afirmación que, en tiempos de Susana Díaz, hubiera sido impensable que la pronunciara. Mientras, las exigencias del PP y de su alcaldable, Antonio Saldaña, hacia la Junta se rebajarán ostensiblemente en los próximos meses. Días atrás, en el desayuno ya advirtió de que Juanma Moreno "no podrá hacer en cuatro meses lo que la Junta no ha hecho en 40 años". Es lo que ocurre cuando se opina en función de quien gobierne en el Palacio de San Telmo. Uno de los primeros puntos de fricción en esta nueva legislatura será el Museo del Flamenco de Andalucía con los cambios que el PP ya anuncia que pretende hacer. Y suenan tambores de guerra en el Parque Tecnológico Agroalimentario o el centro de innovación del motor, por citar algunos asuntos. El partidismo siempre acaba ganando a la política con mayúscula.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios