Análisis

Manuel Moure

Jerez y el Día de la Marmota

La marmota Phil vio su sombra al salir de su oscura madriguera en un pueblo de nombre impronunciable allá por los estados juntitos de las Américas. El invierno será largo aún allí, aunque los expertos (más duchos en la materia que la peluda criatura) aseguran que en nuestra latitud el invierno ya toca a su fin. Eso sí, para despedirse nos deja una buena ración de mínimas rozando e incluso bajando de los cero grados. Y año tras año se sigue cumpliendo lo que decía hace Jesús Rodríguez, en tiempos decano del Colegio de Abogados: "Con la excusa de que en Jerez hace frío tres días nos tiramos todo el invierno tiritando". Y es verdad. Deberíamos meternos en nuestras jerezanas cabezas dos ideas: los veranos van a ser terribles de calor y los inviernos mucho más duros de lo acostumbrado. No es por ser pesado ni repetitivo, como el Día de la Marmota, pero es que o nos adaptamos al cambio climático o el clima nos cambia a nosotros. Esperemos que a este paso en Feria no haya que llevarse una 'rebequita'. Dios así lo quiera.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios