Análisis

Pablo Fdez. Quintanilla

Maremoto

Aún tengo pendiente pasar por una sala de cine para ver el documental 'La gran ola', que relaa las consecuencias de un tsunami en nuestras costas. La prevención es algo fundamental, y aunque por masificación no seamos una zona tan expuestísima como lo es, por ejemplo, Japón, sería ideal que las autoridades comiencen a darle vueltas al coco. Que, bastaría, digo yo, con concretar un plan de acción rápida para evacuar nuestros municipios, entrenar para ello a las fuerzas de seguridad y de emergencias. Eso por lo menos. Luego va el tema de los elementos de protección, como que se pueda detectar con suficiente antelación para ganarle al mar unos minutos que salvarían muchas vidas. Está previsto y llegará porque la naturaleza no perdona y visto está que sus consecuencias son catastróficas por tantísimos años. Como ciudadanos, creo que deberíamos preocuparnos un poco más por el asunto. Será así como, al fin, quienes mandan se pongan las pilas. Hay tiempo. No sabemos cuánto, pero estamos a tiempo.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios