Agosto o el tradicional mes de tregua. En septiembre o, mejor dicho, dentro de dos domingos, otra vez volveremos al 'terreno de juego'. Al dinamismo o rutina diaria. Mientras tanto, los que han hecho la tarea es lógico que disfruten de unas buenas vacaciones. Las merecen. Donde reine la tranquilidad, el equilibrio o la fiesta y sus barbacoas. Que disfruten de la buena convivencia entre amigos, familia, vecinos de veraneo y todos sus derivados. En la piscina, en la montaña o en la playa. Un crucero por el Mediterráneo o por Piscinas Jerez (depende del presupuesto). O simplemente unas vacaciones de vida contemplativa. No hacer nada y escuchar el silencio pueden ser dos grandes aliados para recuperar tono, intentar desconectar. Al menos distanciarse de la tensión diaria para 'coger aire'. Esto deseo a las personas normales y sanas de mente y corazón. Con más o menos recursos económicos pero con la conciencia tranquila. Eso de tener la conciencia tranquila es un tesoro.

En cambio, a los venenosos, lagartijas entumecidas de corazón y tóxicos. A los malandrines. A esos que siempre están urdiendo cosas malas para molestar, perjudicar, envenenar y entorpecer el entorno. A estos energúmenos y energúmenas les ponemos 'una mala nota'. A quienes han 'cateado' y les han quedado asignaturas pendientes tienen que trabajar en verano y no pueden estar tranquilos. No deben estar relajados y su conciencia estará, o debería estar, inquieta. En el caso de algunos políticos no pueden irse demasiado tranquilos y unos cuantos no deberían ni irse. Porque el desempleo en el año 2008 era de veinte mil personas y en este mes de julio pasado del 2019 nada más y nada menos que seis mil parados más en Jerez. Va de mal en peor siendo un mes de agosto de comportamiento poco o nada positivo en esta disciplina. Los nuevos oportunistas camuflados de políticos que han sido premiados por el arte del partido que sólo es una marca pero vacío por dentro. Que se han metido dinero de los jerezanos sin mérito alguno en forma de sueldo. Estos que se van de vacaciones 'trincando' de la política. Ahora que 'trincan' salen corriendo a disfrutar mientras muchos jerezanos y jerezanas pasan un verano sin poder estar tranquilos como ellos. Imagino que los que votaron en contra no habrán aceptado el dinero. Los oportunistas no te digo nada de ellos... Esta gente estará disfrutando de lo lindo porque no tienen conciencia alguna. Lo han demostrado. Han venido a pillar cacho. Un sueldo que es lo que importa porque Jerez poco les ha importado ni les importará. ¿Lo próximo qué será? ¿Intentar coger empresas municipales a cambio de 'apoyos puntuales'? Todo no vale y de eso tiene que cuidarnos la señora alcaldesa. Digo yo...

A estos oportunistas que ni son políticos ni les importa Jerez no puedo desearles otra cosa que… se llenen de sensatez y coherencia. Como dijo Lola Flores: "Si me queréis, irse". Que hay muchos indicadores de estar en una situación económica menos favorable. Sólo un dato para no aburrir. El principal indicador de la fortaleza económica, como es la venta de coches, está dando preocupantes señales. La cosa, para los fulleros, no está para irse de vacaciones y dormir a rienda suelta mientras tus vecinos lo pasan mal. Los demás, los buenos, a disfrutar y vaya usté condió.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios