Análisis

Salvador Gutiérrez Galván

La Misa en Canal Sur

Esta es la primera vez que escribo sobre Canal Sur, el medio de comunicación en el que trabajo. Una cadena que nació el 28 de febrero de 1989. No es mi intención levantar ampollas ni herir susceptibilidades. Nunca he sido ni demasiado corporativista ni excesivo fustigador, menos sobre asuntos que no me competen. Se podría decir que, simplemente, hago mi trabajo lo mejor que puedo en mi condición de soldado raso. Como en todas las viñas hay de todo; buenos y malos, indoctos y sagaces, apasionados e indolentes (nada nuevo bajo el sol). Me veo ahora en la obligación de hablar de este asunto, por varios motivos. Me remitiré a los hechos objetivos para corresponder adecuadamente a lo que venimos presenciando cada domingo en la pequeña pantalla andaluza, sin que nadie se sienta ofendido. Me refiero a la emisión en directo de la Santa Misa. Un espacio que se viene repitiendo desde el domingo de Resurrección del año pasado. La Misa llegó a Canal Sur por pura serendipia como arguyen los científicos; esto es, en plena pandemia y sotto voce, para no crear pelotera alguna. Respaldo esta decisión valiente, en primer lugar porque me considero cristiano-católico-romano-practicante…y tolerante. Lo hago también porque percibo el agradecimiento de mucha gente que me transmite su entusiasmo. Ya sé que desde 1989 hasta 2020 la Misa nunca interesó; sí algunas romerías y especiales normalizados de Semana Santa que, a la postre, ofrecían excelentes datos de audiencia a la cadena. Pero año tras año, tras el especial de la semana de pasión, nada de nada (sólo la voz en el desierto de los compañeros del programa TESTIGOS HOY, relevados a su horario madrugador dominical de las ocho de la mañana, por cierto, con gran audiencia).

Para seguir refiriéndome a los datos quisiera recordar que, según el barómetro del CIS de 2019, un 77,6% de los andaluces se siente católico. Entre las comunidades católicas practicantes Andalucía se sitúa en la tercera posición con un 22,3%, por detrás de Extremadura y Murcia y seguida por Canarias y Galicia. Sumando todas las variables de este estudio llegamos a la conclusión de que los andaluces ocupamos la quinta posición en cuanto al sentimiento católico. No pongo en duda que estos datos pudieran haber sido pasados por alto para los mandatarios del período referido (1989-2020); no conjeturo manipulación ideológica alguna y, como ya he apuntado, no pretendo remover episodios pretéritos. Lo hecho, hecho está.

Ahora, desde hace justo un año, la Misa se viene ofreciendo en Canal Sur Televisión y parece que se normaliza el dictamen. No pasa nada; molesta a pocos y contenta a muchos, aunque se promociona escasamente (por aquello de no ofender a esos 'pocos' y al ruido que puedan generar). Tuve la oportunidad de acudir al convento de Santo Domingo de Jerez y apreciar insitu la perfecta sinergia entre lo espiritual y lo técnico. Los profesionales afanados en controlar el sonido y la imagen, y lo litúrgico a lo suyo. Pero todo en perfecta asamblea. Se ofreció la Misa y, como casi todos los domingos, el seguimiento avaló los datos expuestos anteriormente (fue lo más visto de la jornada, por encima de la media de la cadena). Por lo tanto la audiencia acredita este servicio. Me consta que llegan a diario múltiples peticiones a la redacción para que los compañeros que realizan esta labor se desplacen a una u otra parroquia.

En resumen, quisiera agradecer el coraje de quienes sacaron esta iniciativa adelante. Creo que es justa y necesaria. Rogaría que este servicio público no formase parte de moneda de cambio entre las distintas ideologías ni futuras formaciones de gobierno. Como digo, ahora que se normaliza el acuerdo conviene que creamos en lo que ofertamos, sin complejos ni vacilaciones, siempre con respeto. Decía San Francisco de Asís, "comienza haciendo lo que es necesario, después lo que es posible y de repente estarás haciendo lo imposible. Felicito al equipo técnico y humano que hace posible esta labor cada semana. Por último, pediría sólo un poco de promoción más, ya que son muchos los que preguntan dónde se celebrará el próximo domingo …Y a ver si mis compañeros de TESTIGOS HOY, en un futuro no muy lejano, dejan de madrugar tanto para pasar a mejor vida (entiéndase, mejor franja horaria). A todos, gracias.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios