Análisis

Manuel sotelino

El Norte Cofrade

Hace unos días, y gracias a mi amigo Tacho que bien sabe Dios que está llamado a altas empresas cofradieras, me enviaba, vía Whatssap -que no sólo sirve para vilipendiar y enviar vídeos que dan vergüenza ajena- un artículo que Carlos Colón publicaba en Diario de Sevilla el pasado día 2 del presente. En este gran artículo se ponía de manifiesto la clara crisis que viven las cofradías de forma generalizada. Afirmaba Colón que "desde las cuestiones de orden público a las de organización y horarios la Semana Santa, y con ella las hermandades, han de afrontar muchos problemas prácticos. Pero ninguno tiene la seria gravedad de su vaciamiento de sustancia interior".

Esta es la cuestión que estamos viviendo actualmente en las cofradías. Un submundo en el que todo está marcado por perfiles anónimos en las redes sociales, grupos de comunicación entre hermanos mayores que van a hacer gárgaras por 'aportes' que rayan la indignidad y por entradas en redes sociales que producen nauseas.

Atrás quedaron los días en las que las saetas nacían del fervor popular. Ahora no hay más remedio que pagarlas porque dejamos hace tiempo de ser instituciones que se ganan el respeto del pueblo.

El presente está teñido de artimañas para dominar el cotarro. Pulsos que nacen de viejas rencillas o llevar a cabo las ideas particulares por encima del clamor popular haciendo caso omiso al obispo. El panorama es tan desalentador que dan ganas de salir fuera y respirar algo de aire puro proveniente de las esencias que aquí se perdieron hace ya años.

Y todo es porque las cofradías han perdido el norte. El punto de referencia está marcado por la fe, el fervor y cierto espíritu de sencillez cristiana. Muy limpios por fuera y en algunas ocasiones podridos por dentro. Ya lo ha dejado escrito Carlos Colón haciendo referencia a 'La paradoja de la Historia' de Nicola Chiaromonte "Una fe se extinguirá cuando se vacíe de su sustancia interior para preservar su forma exterior". Más clarito que el agua.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios