Análisis

antonio arcas de los reyes

Universidad de Cádiz

Nuevas recetas

Desde hace muchos años vengo contemplando a los diferentes responsables del sector turístico y las declaraciones que de ellos surgen. Siguen empeñados en que lo más preocupante en estos momentos es el día de hoy, lo bien que lo hacemos y los grandes resultados que obtenemos. Mañana ya veremos, puede que llueva o que tengamos un magnífico sol, está por ver. Amigos lectores (si tengo), llevo oyendo lo mismo desde hace 20 años.

Tengo mis dudas de poder capear la situación en la que nos encontramos y la que nos espera, los rápidos cambios que estamos viviendo y las nuevas megatendencias que nos arrastran como un tsunami a nuevos escenarios.

En los últimos años, nuestra provincia de Cádiz ha conseguido tasas de crecimiento superiores a la media nacional, y con la confianza de que seguiremos creciendo y que todo seguirá igual en el futuro. ¿Pero, en cuanto hemos mejorado la productividad?, ¿Cuánto hemos caído en la calidad del empleo?, ¿De dónde nos surgirá el problema en el futuro?, ¿Qué nuevos mercados tenemos?, ¿En qué hemos incrementado el gasto?, ¿Cuáles son las nuevas tendencias de consumo?, ¿Conocemos las cambiantes preferencias de los viajeros y la disrupción digital? ¿Sabemos adecuarnos a la nueva situación de cambio estructural de nuestra economía? ¿Gestionamos bien nuestros presupuestos, y controlamos el efecto retorno?, ¿Conocemos los niveles de satisfacción de nuestros visitantes?…, o por el contrario todo se solucionará por sí solo con el tiempo.

Las estadísticas e investigación en general son instrumentos de gran valor técnico y político, el problema es el uso que a menudo se les da a lo que quieren expresar y mostrar.

Este problema se manifiesta cuando el político, técnico, comunicador o empresario prioriza intereses propios al verdadero mensaje de la cifra. Cuando se desea destacar lo impropio, innecesario y no representativo, ocultándose o ignorándose lo sustancial y trascendente.

Tanto las estadísticas como la investigación turística su finalidad ha de ser ayudar en la toma de decisiones, en la definición de estrategias y en la aplicación de políticas. Si nacen y se proyectan dañadas, sesgadas y envilecidas, los perjuicios pueden ser muy graves. Por lo que evidentemente, nacerá la actitud y el deseo de rechazarlas.

Es necesaria, por tanto, una estrategia seria y coherente, bien informada, con criterios, bien coordinada. Que permita la participación de todos los agentes sociales implicados en el proceso decisorio. La responsabilidad en el cumplimiento de los objetivos que se marquen va a depender de todos ellos. Para conseguir el destino Provincia de Cádiz deberíamos hacerse de forma integral y desde un enfoque turístico, considerando a los visitantes como los destinatarios protagonistas de las actuaciones que desarrollemos.

Puedo decir, sin idolatrar al número ni al conocimiento, que sin estadísticas y saber, no puede haber un adecuado programa de actuaciones, un plan de acción, o la simple decisión de hacer algo. Podríamos indicar, parodiando el significado de los valores números, que lo que no son cuentas, son cuentos.

Por tanto, si queremos avanzar y progresar de una forma sostenible y equilibrada en turismo, si queremos un turismo de mayor rendimiento, permanencia y armonía, tendremos que conocer algo más el futuro. Lo cual solo será posible si dedicamos más esfuerzo a la investigación y mejor lectura de las estadísticas.

Por el contrario, y si no os gusta esta receta, os recomiendo la mía personal, cantar en la ducha cada mañana, ponernos a tono y atraer hacia nosotros un nuevo día lleno de felicidad, alegría y prosperidad. Prueben las dos recetas y luego me cuentan.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios