Análisis

francisco andrés gallardo

Pedroches

Avueltas sobre la Nochevieja La 1 sigue aferrándose a la superstición más que a la tradición para vencer por rutina en el momento de las uvas, con más de 16 millones de españoles registrados por los audímetros aunque con toda seguridad son bastantes más. Por lógica.

El personal sigue al pie de la letra sus particulares ritos de colores, anillos, gestos y cadena de cabecera para las campanadas. De ahí que tenga aún más mérito que Antena 3 y Cristina Pedroche en poco tiempo hayan alterado hábitos en un trance tan festivo y familiar. La vallecana y su asesor Josie (qué cansino fue el inicio de Zapeando de ayer) han levantado a pulso una aparición estelar que comenzó de manera insospechada con las bragas de hace cinco años en La Sexta.

Otro asunto es la coartada del irritante discurso de moralina comprometida que se observa forzado y pedante. Pedroche disfraza de feminismo la autopromoción de su cuerpo. Ella se lo puede permitir, el público responde a su reclamo y Atresmedia es la que saca partido frente a la competencia de Mediaset, que parece quedarse en fuera de juego frente a sus propias armas más efectivas. Seguro que para 2020 sacan al balcón a algunos de sus filones de realities de autoconsumo.

Si entretenimiento es espectáculo, las uvas de Antena 3 han conseguido el interés de una concurrencia que hasta ahora parecía preocuparse sólo en su plato de uvas. Pero si el espectáculo tiene su principal baza en el factor sorpresa en esta ocasión no puede decirse que sea así. Pedroche y su escudero Josie lo van a tener difícil en años venideros ya que la incógnita se basa en la cantidad de centímetros cuadrados descubiertos.

Les salva que es un rito anual. Tienen un año para preparar el siguiente número. El desgaste es lento y la gente lo ha incorporado como un aliciente más de la noche más petarda.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios