Análisis

Manuel Moure

Prevenidos ante el futuro

No se encuentra entre los dones de este país nuestro el de ser prevenido. Desde el Siglo de Oro, cuando se intenta echar el guante a los chorizos (desde los del oro de las Indias a los actuales) siempre es demasiado tarde. "Es el país más rico de la tierra. Llevan quinientos años robándole y aún sigue en pie", llegó a decirse. Pero es que somos dejados por naturaleza. No puedo menos que asombrarme por el panorama que se nos dibuja ante los ojos: pocos niños y muchos viejos. ¿Alguien ha invertido en geriátricos? Pues no. Lo mismo es que los 'viejos 3.0' podrán valerse por sí solos en un futuro, pero no lo creo. Muchos morirán en la más absoluta soledad. Quiera Dios que no estén desatendidos. Otro problema que se acerca a pasos agigantados es el cambio climático, el fin de las fuentes clásicas de energía, el mantenimiento de nuestra cultura, la escasez de la biomasa... Los tiempos están cambiando. Lo dijo Dylan hace la intemerata. Ni él mismo se esperaba este negro panorama donde tan sólo parecen importar el dinero y los índices bursátiles. Un desastre.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios