Análisis

Antonio Morillo Crespo

¿Progresistas?

Con el plácet de mis amigos, verdaderos progresistas, yo me río, me asombro con quienes se auto-titulan progresistas por el mero hecho de militar en un partido de izquierda, incluso de ultra izquierda. Partido progresista, gobierno progresista, coalición progresista… Con sorna y parodiando a Bécquer les diría "¿Qué es progresía? dices mientras clavas mi pupila en tu pupila azul ¿Qué es progresía? ¿Y tú me lo preguntas?... Progresía eres tú. Por los loles. El hábito no hace al monje. Dime de lo que presumes y te diré quién eres. Al revés te lo digo para que me entiendas. Dejemos ya de utilizar esta expresión, que por mucho que se reitere no se lo cree ni el más tonto del lugar.

Por poner un ejemplo ¿UCD era un partido progresista o retrógrado? Los gobiernos de Suárez y Calvo Sotelo, ¿trajeron progreso a España o la hicieron retroceder? Eran unos gobiernos apoyados y sustentados por un partido de centro y no cabe duda de que logaron un avance espectacular tanto en libertades como en derechos. Por supuesto también el PSOE que gobernó después con avances y logros positivos. El gobierno de Felipe González de inicio presuntamente temido por algunos economistas fue ejemplar y progresista. Incluso hubo luego progreso en gobiernos de derechas. El paro subió 2,9 millones con Zapatero y bajó medio millón con Rajoy. De todo lo cual se deduce que, poniendo de ejemplo y de experiencia nuestra actual democracia, tanto un gobierno de un signo como de otro puede ser progresista.

Progreso es libertades públicas, ideas avanzadas, ir hacia adelante, es perfeccionamiento. Conseguir justicia social y democracia. Y esto se ha conseguido en los países europeos con partidos de variadas ideologías. Y se puede conseguir mejor igualando por arriba que por abajo. Ni China con Hong Kong ni Venezuela con Maduro son progresistas, son antiguallas y medievalistas. Perjudican con sus teorías a la economía y al bienestar general y a todos por sus mermas de libertades.

P.D. No tiene que ver con el tema de hoy, pero lo oí ayer y me pareció tan bien que no me resisto a contároslo. A la puerta de un local una mujer y un hombre. Él le invita a pasar primero y ella le ataja "¿machista?", a lo que el ciudadano le contesta "machismo no, cortesía".

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios