Análisis

Pepe Soto

Saca pecho por ellas

"Todos somos necesarios y ninguno podemos mirar para otro lado"

Con este sugestivo título, el día 19 de octubre se celebra el Día Mundial contra el Cáncer de Mama.

Por poner esta enfermedad en contexto, dejaré algunos datos. Quizás no sepas que cada 15 segundos se diagnostica a una mujer de cáncer de mama y que más de 33.000 mujeres la padecen cada año en España.

Un rayo de luz: en los últimos 30 años ha aumentado la supervivencia hasta llegar a un 90%, gracias a los avances en investigación en la lucha contra esta enfermedad.

Detrás de las cifras, siempre frías y distantes, están las personas, las mujeres que viven esta enfermedad con incertidumbre. Pero esta campaña quiere decirles: NO ESTÁS SOLA. Queremos ponernos en tu lugar y tratar al menos de acercarnos a tus sentimientos, pensamientos y emociones para entender lo que sientes.

La AECC (Asociación Española contra el Cáncer) en Jerez tiene 56 voluntarios y 5 profesionales (psicóloga clínica, administrativa, coordinadora de voluntariado en el hospital, fisioterapeuta y trabajadora social) y se atiende a unos 600 pacientes y familiares cada año, a través de los programas de atención psicológica, atención de fisioterapia para mujeres afectadas de mama, voluntariado hospitalario, domiciliario y telefónico/online.

Pero esto no es suficiente, queremos hacer más. Y para eso te necesitamos a ti, como colaborador, como voluntario, como socio, como patrocinador.

En este día tan especial, quisiera tener un sencillo pero entrañable reconocimiento a dos colectivos que ponen cada día lo mejor de sí mismos en la lucha contra el cáncer: me refiero al Servicio de Oncología del Hospital de Jerez, con un cuadro de excelentes profesionales, dotados de una humanidad y una pasta especial; y los voluntarios, personas anónimas que dan la mano, acompañan y apoyan a los pacientes.

Y, por último, me dirijo a ti, MUJER CORAJE, que vives esta enfermedad con esperanza y con unas ganas de luchar que sobrecogen. Cuando entra el cáncer en una familia, sus cimientos se remueven y afecta a todos sus miembros. Como dice el profesor Marina, en otro ámbito de la vida, "para educar a un niño hace falta la tribu entera". Todos somos necesarios y ninguno podemos mirar para otro lado.

Si estas organizaciones como la AECC no existieran, habría que crearlas. Allí donde no puede llegar la Administración, siempre estará la sonrisa amiga de un voluntario, una persona como tú y como yo que hoy ha decidido poner un poquito de su tiempo en mejorar la calidad de vida de un enfermo de cáncer.

Así que no lo pienses más, ponte manos a la obra "ayudando a los que ayudan" y "SACA PECHO POR ELLAS". La vida te lo agradecerá.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios