Análisis

Antonio morillo crespo

To por tó

A entender de cualquier gaditano, Pemán fue un prócer digno de estima y no procede su condena

No sé si la expresión es la adecuada. Quiero decir con ella, que si se empieza, se termina y no quedarse a medias. Si se cambian nombres de calles, cámbiense todas las necesarias y no nos quedemos a medias tintas. Si se juzga a un personaje coetáneo también debe hacerse con los más antiguos, todos tienen un positivo y un negativo. Y por supuesto que nadie diga que me meto donde no me llaman… Cádiz no es solo de los que viven en Cádiz. Cádiz es también de cuantos nos llamamos y somos gaditanos.

Para empezar Cádiz debe llamarse Eritia, que fue su primer nombre hasta unos 250 años antes de Cristo. Gades es nombre romano y los romanos, aparte de su civilización, eran y fueron unos bárbaros que colgaban a los cristianos en postes y los quemaban como antorchas o los echaban a los leones hambrientos en el circo, entre otras barbaridades. Y no digamos cómo trataban a los esclavos.

Veo el callejero gaditano en internet. Puede ser que algunas calles hayan cambiado de nombre y no se llamen como las veo. En todo caso, sigamos con algunas que pueden seguir en nuestro callejero. A gogó… Amílcar Barca en la llamada "guerra de los mercenarios", donde se hicieron estragos durante tres sangrientos años. Carlos III, el ilustre "alcalde rey", prohibió a los gitanos la jerigonza de su forma de hablar, les prohibió tener tabernas y esquilar caballos y les hizo abandonar el nomadismo. Adolfo de Castro, nuestro ilustrísimo escritor, además de gobernador de los de entonces en Huelva y Cádiz, fue también un copista, llegaron a tacharle de plagios. Nuestro insigne pintor Viniegra fue denostado por pintar a Adán en pelotas dándose un beso con Eva. Adriano vendió como esclavos a los supervivientes de la guerra del exterminio en Judea. Y, por no cansar, así sucesivamente. Sagasta fue juzgado y condenado a muerte por el motín y sublevación del cuartel San Gil y se libró huyendo de España. Podría seguir con más ejemplos.

Cualquier personaje tiene su pro y su contra, quien mas o quien menos tiene algo que callar. Pero debe sobrevivir la balanza de su vida y no solo juzgarle por una acción determinada dentro de una época. Ya sé que algunos me tacharan de exagerado, pero esta es mi versión.

P.D. Todo esto viene a cuento por lo de Pemán. A entender de cualquier gaditano, fue un prócer digno de estima y no procede su condena. Mis recuerdos, sus escritos, el Aula de Cultura militar, los Cursos de Verano de nuestra Universidad…

Aunque las comparaciones siempre son odiosas, puedo contar que estando yo en Cádiz, cursando Bachillerato, nos llevaron porque Franco vino y luego escribí a mis padres una carta en la que les decía: "Os quiere vuestro hijo, que ha visto a Franco". Luego, gracias a la revista Cuadernos del Diálogo, aprendí. Y años más tarde recorrí la provincia, España entera y hasta Europa con los trabajadores españoles mitineando en pro de la democracia y de las libertades en contra de las dictaduras, incluyendo la franquista. Por supuesto que es una anécdota, que yo solo estoy en mi DNI.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios