'Vida (visible e invisible)'Exposición'Momentos fugaces'Concierto benéficoEl emisario real Asad ya está en el ZooExposición de dioramasMuseo del BelénFundación BonaldCiclo de conferenciasPlaza CanterburyJuvelandia entra en su recta finalAlergia a la tiza

La política ha pasado de ser una vocación a convertirse en una actividad casi profesional para muchos de sus ejercientes. Hay multitud de profesiones relacionadas con la política pero una de las más vinculadas ha sido el magisterio, el profesorado. Hay quienes empezaron en dicha labor (en la política me refiero) con el objetivo de trabajar por los demás, como una continuación de su importante misión en las aulas. Poco a poco se fueron quedando por el camino en estos cuarenta años de democracia y fueron suplidos por otros que le vieron el 'color' a esta dedicación bien pagada y que tampoco exige, precisamente, romperse el espinazo. Fue entonces cuando se acuñó el término (quizás hasta nacieron los síntomas) de la "alergia a la tiza". Multitud de ex docentes hacían verdaderas cabriolas una vez acababa su carrera política con tal de no volver a enfrentarse a una panda de adolescentes maleducados que, muchos de ellos desde sus escaños, habían ayudado a crear.

a. f. 'San Dionisio'

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios